Saltear al contenido principal

Las funciones de un notario en una herencia

Las Funciones De Un Notario En Una Herencia

Las herencias son el conjunto de bienes y derechos que forman parte del caudal hereditario. Además, también decimos herencia para referirnos al acto traslativo en sí mismo. Cuando esta situación se produce, además del rol de los abogados expertos en herencias, el del notario también adquiere una gran importancia.

¿Qué papel desempeña el notario en una herencia?

El papel del notario en una herencia se puede resumir en tres puntos fundamentales que vamos a desarrollar a continuación.

  1. El primero es el acto de transmisión del caudal,
  2. continuando con la realización de las gestiones necesarias
  3. y, posteriormente, realizar las escrituras públicas.

Se encarga del acto traslativo

El notario es el profesional que hace el llamamiento a los herederos informando sobre los derechos y bienes que pueden heredar, así como las implicaciones que conllevaría que acepten o repudien dicha herencia. Además, una vez que los herederos están informados y comunican si aceptan o no la herencia, el notario se encarga de dar fe pública de la decisión, tomando a partir de aquí las acciones posteriores que sean precisas.

Lleva a cabo las gestiones necesarias

Con frecuencia, la herencia puede dar lugar a situaciones complicadas entre los familiares. El papel que tiene el notario en este punto es el de llevar a cabo las gestiones necesarias para la partición de la herencia, ya sea únicamente administrativas o, en su caso, judiciales. La partición de la herencia será total o parcial y se atenderá a las últimas voluntades del causante, pero también a las disposiciones normativas vigentes de obligado cumplimiento, es decir, las del Código Civil relativas a los herederos forzosos.

En caso de desacuerdo, se podrá solicitar judicialmente la división de la herencia. Además, si el heredero desea que otra persona acuda en representación de él y que realice todas las gestiones necesarias en su lugar, será el notario el que realice un poder para que dicha representación se lleve a cabo de forma legal y tenga validez.

Elabora las escrituras públicas

Este profesional (el notario) se encargará, en primer lugar, de verificar que los herederos disponen de capacidad legal, que su identidad es la correcta y que en la aceptación o la repudiación de la herencia no haya habido ningún tipo de amenaza o coacción. Una vez cumplidos estos pasos, llevará a cabo las escrituras públicas que sean necesarias, con las indicaciones que los abogados expertos en herencias indiquen, en favor del heredero.

En definitiva, el notario es el profesional que realiza la transmisión de los bienes y derechos del caudal hereditario en lo que se refiere a las herencias, una vez que el testador ha fallecido. Además, su papel se desempeña sin importar si la herencia es a título universal o si es a título particular, es decir, un legado.

Infórmate sobre los servicios de abogados para herencias de nuestro despacho

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba