Abogados penalistas

Abogados penalistas

SOMOS TUS ABOGADOS PENALISTAS

En ABOGA2 contamos con Abogados Penalistas – expertos tanto en defender a personas acusadas de cometer todo tipo de delitos, como expertos en ejercer de acusación particular por cualquier delito. Ejercer en ambos lados en numerosos procedimientos nos da una visión global y facilidad para poder intuir cuales van a ser los pasos de la parte contraria.

Seas Acusado o seas Acusación nuestros abogados penalistas mantendrán un contacto directo contigo y te informarán puntualmente del estado del procedimiento y de las distintas posibilidades existentes.

ABOGADOS PENALISTAS DEFENSORES

Nuestros abogados penalistas, cuando ejercen de defensa, no se cuestionan si los clientes son inocentes o culpables. Su única misión es obtener una sentencia absolutoria del cliente y, si ello no es posible, el objetivo será obtener la sentencia más favorable posible. Pongamos un ejemplo: conseguir una sentencia de homicidio en vez de asesinato supone entre 5 y 15 años menos de prisión.

Nuestros abogados penalistas utilizarán todos los medios legales a su alcance para lograr el mejor resultado posible.

ABOGADOS PENALISTAS ACUSACIÓN PARTICULAR

Nuestros Abogados Penalistas, cuando actúan como acusación particular, utilizarán todos lo medios legales necesarios para conseguir una condena del culpable. Además de conseguir una sentencia de culpabilidad solicitaremos la correspondiente indemnización. Por poner un ejemplo en caso de homicidio solicitamos una indemnización para la familia de la víctima de 250.000 euros.

Nuestros abogados penalistas te mantendrán informado puntualmente de los distintos momentos del procedimiento. 

¿Quieres pedir cita con nuestros expertos por teléfono?

ABOGADOS PENALISTAS DEFENDORES DE HOMBRES

En ABOGA2 somos abogados penalistas especialistas en Defensa del Hombre. Nuestra inmensa mayoría de clientes son hombres denunciados por violencia de género y hemos obtenido numerosas sentencias absolutorias así como numerosas rebajas de condena a lo largo y ancho de la geografía española.

Tenemos decenas de sentencias absolutorias de clientes por violencia de género. Algunos ejemplos de nuestras sentencias:

  • Un hombre al que se le pedía un año de prisión por un delito de amenazas a su expareja. En Juicio conseguimos demostrar que la denuncia no se correspondía con la realidad y por tanto nuestro cliente fue absuelto. Para leer sentencia absolutoria por amenazas.
  • Otro ejemplo de nuestros casos atendidos son mujeres que denuncian a sus ex-maridos o ex-parejas para obtener algún beneficio. En algunas ocasiones esas “mal intencionadas mujeres” incluso utilizan a los hijos para esas “venganzas”. Te dejamos un ejemplo de lo comentado en el que conseguimos la absolución de nuestro cliente ya que en juicio logramos que se produjeran graves contradicciones entre los hijos y la madre. Para leer la sentencia pincha.

ENTRE OTROS ACTUAMOS EN LOS SIGUIENTES DELITOS

  • Homicidio, asesinato, homicidio imprudente
  • Inducción al suicidio, cooperación con suicidio
  • Delitos de lesiones
  • Secuestros y demás delitos contra la libertad
  • Libertad e indemnidad sexual, delitos contra la libertad sexual
  • Omisión del deber de socorro
  • Intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio
  • Honor, delitos contra el honor y propia imagen
  • Delitos contra el patrimonio y orden socioeconómico
  • Delitos contra la propiedad intelectual e industrial
  • Sociedades, delitos societarios

Abogados penalistas en Madrid

ABOGA2- Abogados penalistas Madrid- En nuestro despacho de abogados contamos con un grupo de profesionales con una dilatada experiencia y formación en Derecho penal, que asumirán su defensa en cualquier procedimiento, cualquiera que sea el delito de que se trate, en el que haya sido víctima por el mismo o por el que haya sido acusado. Avalados por los números casos de éxito que hemos logrado en nuestro bufete, podemos ofrecerle una asistencia y servicio cualificada, individualizada y transparente, con el objetivo de conseguir la plena satisfacción de sus intereses.

Nuestro equipo de abogados penalistas en Madrid le proporcionará una atención personalizada y minuciosa desde el inicio del procedimiento, utilizando todos los medios a su disposición para realizar la mejor defensa posible de sus derechos.

¿Qué es el derecho penal?

Sabemos que el Derecho con carácter general es el conjunto de normas que se encarga de regular las relaciones jurídicas de los ciudadanos y mantener la organización de la sociedad. Pero ¿qué es y para qué sirve el Derecho Penal?

El Derecho Penal es la rama o el área del derecho que se encarga de regular el ejercicio de la potestad sancionadora que tiene encomendada el Estado, es decir, es el conjunto de normas jurídicas que determina cuándo una conducta puede ser calificada como “delictiva”, así como de establecer el castigo de los delitos que en cada caso corresponda. Entendemos por tanto el Derecho Penal como el instrumento de control cuyo fin es mantener el orden social mediante la previsión de las penas y medidas de seguridad para cada delito o estado de peligrosidad criminal.

Posiblemente, el Derecho Penal y la jurisdicción penal es uno de los temas que más inquietud causa en las personas, por cuanto es el encargado de regular y ejecutar la potestad punitiva, indicando las medidas de seguridad y las penas que correspondan por el crimen cometido. El objetivo primordial del Derecho Penal es promover el respeto a los bienes jurídicos, por lo que prohíbe cualquier conducta dirigida a la lesión o puesta en peligro de los mismos. Así pues, cuando un individuo ejerce una conducta delictiva puede acabar incurriendo en importantes consecuencias jurídicas, incluso llegando a poder ser condenado a la pena de prisión.

Por ello, desde Aboga2 le recomendamos que en caso de haber cometido un delito, no acuda al primer abogado barato que encuentre, sino que busque un abogado penalista experto en la materia, capaz de llevar la mejor defensa de su asunto, con capacidad de conseguir su absolución, o de no ser posible, conseguir que se le imponga la menor pena posible.

¿Qué es un abogado penalista?

Tal y como hemos comentado antes, las consecuencias jurídicas que puede acarrear la comisión de un delito pueden revestir especial gravedad. Por ello, es necesario que en tales casos contemos con un abogado especialista en Derecho Penal.

El abogado de Derecho Penal es un encargado más de impartir justicia, cuyo objetivo es asumir la defensa de las personas, incluida la defensa en juicio de menores, ante el juez o tribunal por haber cometido alguna de las infracciones previstas por el Código Penal o ejercer la acusación particular cuando su representado haya sido víctima de su comisión. Su abogado penalista le acompañará durante todas las fases del procedimiento penal, y será quien mejor le asesore y preste consejo sobre cómo ha de actuar, tanto si ha cometido un delito como si ha resultado perjudicado por el mismo.

Es necesario advertir que aunque son muchos los abogados que hoy día se dedican al área penal, no significa que todo abogado penalista sea un experto en la materia. Por ello, conviene esclarecer las funciones que todo abogado penalista debería ejercer, a fin de que a la hora de seleccionar su abogado usted esté capacitado para elegir al mejor abogado penalista.

Los abogados especialistas en Derecho Penal actuarán como defensores o acusadores particulares cuando se encuentre como investigado o perjudicado ante los tribunales de lo penal. El buen abogado penalista, estudiará y analizará su caso con detalle a fin de crear la mejor estrategia de defensa en juicios penales o acusación posible; buscará la mejor forma de satisfacer las pretensiones de su cliente y actuará con total transparencia durante todo el procedimiento, informándole del estado del mismo y explicándole cada trámite.

Es importante que su abogado cuente con una amplia experiencia habiendo ejercido la defensa o acusación por delitos penales, ya que esto hará que conozca las estrategias que pueden tener  mayores posibilidades de éxito y tenga un mayor conocimiento sobre lo que de cara a los juzgados y tribunales es más o menos viable.

Además, es normal que tratándose de un procedimiento penal, la persona se encuentre especialmente angustiada o preocupada por el resultado, ya que las consecuencias jurídicas tienen un efecto mucho más grave que en otro tipo de procedimientos. Por eso, es importante que un buen abogado penalista tenga el suficiente grado de empatía y comprensión para tratar su caso con la delicadeza que merece.

¿Qué tipos de delitos existen?

En primer lugar es importante definir qué se entiende por delito. El delito es todo ataque a los derechos y bienes jurídicos de una persona o de la sociedad en general, para los que la ley prevé una pena como castigo que varía según el mismo, es decir, tal y como lo define la norma penal es toda acción u omisión dolosa o imprudente penada por la ley.

Aunque los delitos pueden clasificarse según distintos aspectos (forma de culpabilidad –doloso, imprudente o preterintencional-, por su duración –instantáneos, continuados o permanentes-; la forma en que se realiza la conducta –por comisión, omisión propia o impropia o comisión por omisión-; el resultado – de resultado o de mera actividad-; etc.), la principal clasificación de los delitos atiende a su gravedad.

En este sentido, según dispone el artículo 13 del Código Penal, los delitos pueden ser:

  • Delitos Graves: aquellos para los que la Ley prevé una pena grave
  • Delitos Menos graves: los delitos castigados con penas menos graves
  • Delitos Leves: aquellas infracciones para las que se prevé una pena leve.

Al respecto, establece detalladamente la clasificación de las penas el artículo 33 de este mismo cuerpo legal, indicando qué penas se consideran graves, menos graves o leves.

¿Qué servicios prestamos ABOGA2?

En nuestro despacho contamos con grandes especialistas que han asumido la defensa y acusación particular en numerosos supuestos, de lo que hemos un altísimo porcentaje de casos de éxito. Entre ellos, nuestros abogados podrán ayudarle en los siguientes delitos:

Delitos contra las personas

Los delitos contra las personas aparecen regulados en el Título IX del Código Penal y son delitos que atentan contra la vida y a la integridad física y moral, vulnerando así el derecho fundamental reconocido en el artículo 15 de la Constitución Española. En este tipo de delitos el bien jurídico protegido es la vida humana independiente y la integridad, y encuentra su fundamento en que nadie puede disponer de la vida de los demás.

En Aboga2 conocemos de cualquiera de los delitos contra las personas que puedan plantearse, tanto aquellos en los que exista un resultado de muerte, como en los que se hayan producido lesiones de cualquier tipo, incluyendo las lesiones al feto y especialmente actuando como abogados de violencia género asumiendo tanto la defensa en procedimientos de violencia de género a la mujer que se haya visto lesionada, como la defensa del hombre que haya sido objeto de denuncias falsas por este motivo. Entre ellos:

  • Delito de homicidio
  • Delito de asesinato
  • Delito de aborto
  • Delito de lesiones

Delitos contra la libertad:

Estos delitos vienen regulados por el Titulo VI Del Código Penal, a fin de proteger cualquier actuación que tenga como finalidad la privación de la libertad individual, entendida como la capacidad que cada uno tiene para decidir lo que quiere hacer o no hacer y el lugar al que quiere acudir y donde quiere estar. La libertad constituye uno de los valores superiores del ordenamiento jurídico, reconocida como un derecho fundamental en el artículo 17 de la CE, por lo que la libertad personal no puede verse coartada por otra u otras personas. Algunos de los delitos contra la libertad de los que conocemos son:

  • Delito de detención ilegal
  • Delito de secuestro
  • Delito de amenazas
  • Delito de coacciones

Delitos contra la libertad sexual e indemnidad sexual

Especial relevancia cobran en nuestros días los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, contemplados por el Título VIII de la Ley penal. La libertad sexual se entiende como la capacidad de toda persona de determinarse autónomamente en el aspecto sexual, pudiendo libremente elegir cuándo, dónde y con quién quiere servirse de su propio cuerpo. Por su parte, la indemnidad sexual se refiere a los menores o incapaces, quedando prohibido realizar cualquier tipo de relación sexual con menores de 13 años, a fin de salvaguardad su desarrollo personal. Algunos de los delitos más comunes que nos llegan al despacho son:

  • Delito de agresión sexual
  • Delito de abusos sexuales
  • Delitos de abusos y agresiones a menores de 16 años
  • Delito de acoso sexual
  • Delito de omisión del deber de socorro

Delitos contra deberes familiares y la relación familiar

Son muchos los delitos en el ámbito familiar de los que han conocido nuestros abogados penalistas. Estos delitos aparecen regulados en los artículos 223 a 233 del Código Penal, y tratan de proteger los derechos inherentes a las relaciones familiares, tanto en las relaciones entre los cónyuges o parejas de hecho, como en lo relativo a las obligaciones para con los hijos y personas dependientes. Entre estos delitos cabe destacar:

  • Delito de matrimonio ilegal
  • Delito de sustracción de menores
  • Delito de impago de pensiones
  • Delito de abandono de familia

Delitos contra la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio

El Titulo X del Código Penal se dirige a proteger el derecho a la intimidad, derecho amparado por el artículo 18 de la CE. En estos delitos, el bien jurídico protegido es la intimidad, entendida como todo aquello referido a la espera personal o familiar cuyo conocimiento queda reservado a la voluntad de la persona que es titular, incluyendo la intimidad corporal, del domicilio, de la correspondencia, la intimidad médica, económica, etc. Con ello, se trata de impedir que cualquier tercero, independientemente de que sea un particular o los poderes públicos, puedan decidir sobre los límites del conocimiento de nuestra vida privada. Al respecto, destacan los siguientes delitos:

  • Delito de descubrimiento y revelación de secretos
  • Delito de allanamiento de morada

Delitos contra el honor

El honor es un bien jurídico amparado por el artículo 18 de la CE, vinculado a la dignidad de la persona, y se define como la percepción que cada persona tiene de sí misma en relación a su prestigio en el contexto de un grupo, es lo que habitualmente se conoce como “reputación”. La protección del honor se desarrolla en el Titulo XI del Código Penal, según el cual los delitos que atentan contra el mismo se tipifican como sigue:

  • Delito de Injurias
  • Delito de calumnias

Delitos contra la salud pública

Bajo el Capítulo III del Título XII del Código Penal se tipifican los delitos de tráfico de drogas o contra la salud pública, entendiéndose como tal, cualquier conducta que afecte a la salud y seguridad colectiva. El derecho a la protección de la salud pública se reconoce en el artículo 43 de la CE, constituyéndose como un bien jurídico propio y distinto a la salud individual de cada ciudadano. La protección establecida con estos delitos, tratan de prevenir un peligro abstracto, es decir, no se exige la producción de un resultado dañoso, sino la mera puesta en peligro de la vida o salud de los ciudadanos.

Delitos contra la seguridad vial

Los delitos contra la seguridad de tráfico tratan de hacer frente a aquellas conductas en las que se pone en peligro la seguridad en el uso de las vías públicas, más allá del riesgo permitido. Estos delitos se regulan en el Capítulo IV del Título XII del Código Penal, a fin de proteger un bien jurídico colectivo. Son muchos los que llegan a nuestro despacho buscando un abogado para juicio rápido por alcoholemia, aquellos que buscan evitar la retirada del carnet, o quienes han sido sorprendidos conduciendo a más velocidad de la permitida, pues como todos sabemos, los delitos de tráfico en la actualidad, son de los delitos más frecuentes, tales como:

Delitos contra el patrimonio y el orden socio-económico.

El Código Penal hace referencia en su Título XIII a los delitos patrimoniales. Estos tipos penales engloban una gran variedad de conductas delictivas, teniendo todas ellas en común la protección del patrimonio entendido como el conjunto de derechos y obligaciones susceptibles de valoración económica, pertenecientes a un particular, una persona jurídica o un ente publico; y el orden socioeconómico, referido a la vida económica social. Ellos se caracterizan por el ánimo de lucro que mueve al autor, independientemente de que sea para sí o un tercero. Algunos de los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico de los que han conocido nuestros abogados penalistas son:

  • Delito de hurto
  • Delito de robo
  • Delito de robo y hurto de uso de vehículos
  • Delito de extorsión
  • Delitos de usurpación
  • Delito de estafa
  • Delito de apropiación indebida
  • Delitos de receptación
  • Delito de daños
  • Delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial
  • Delitos societarios
  • Delito de alzamiento de bienes
  • Delitos de receptación
  • Delito de blanqueo de capitales
  • Delitos fiscales y contra la Seguridad social

Delitos de falsedades:

En el Título XVIII quedan tipificados todos los delitos relativos a la falsedad, la cual se puede definir como cualquier modificación u ocultación de la verdad, realizada de forma consciente e intencionada, suficiente para producir engaño a otro. Pese a que el bien jurídico protegido varía según el tipo penal concreto ante el que nos encontremos, la finalidad de todos estos tipos penales es la misma, ya que se dirigen a proteger la verdad y fe pública en el tráfico jurídico, económico y social. Destacan así los siguientes:

  • Delitos de falsificación de monedas y efectos timbrados
  • Delitos de falsificación de documentos públicos, oficiales o mercantiles.
  • Delitos de falsificación de documentos privados
  • Delitos de falsificación de certificados
  • Delito de falsificación de tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje

Delitos contra la Administración Pública

Cuando el Código Penal menciona en su Título XIX los delitos contra la Administración Pública, hace referencia a aquellos tipos penales cometidos por autoridades, funcionarios o particulares que perjudican de algún modo o entorpecen la finalidad de las funciones de los órganos públicos. No obstante, existen otros delitos fuera de este título con la misma finalidad, dirigidos también a proteger los intereses de la Administración. Mencionamos entre ellos a modo de ejemplo:

  • Delito de Prevaricación
  • Delito de Cohecho
  • Delito de Tráfico de influencias
  • Delito de Malversación de caudales públicos

Delitos contra la Administración de Justicia

Parece lógico pensar que la Administración de Justicia haciendo honor a su finalidad castigue los ataques a su buen funcionamiento, quedando tipificados dentro del Título XX de la norma penal todas las conductas que atenten contra el normal y correcto ejercicio de la Administración de Justicia, garantizando la independencia y sometimiento al imperio de la ley por los Jueces y Magistrados que la imparten. En nuestro despacho puede encontrar la asistencia que necesita frente cualquiera de los siguientes delitos:

  • Delito de Prevaricación
  • Delito de encubrimiento
  • Delito de acusación y denuncias falsas y de simulación de delitos 
  • Delito de falso testimonio
  • Delito de quebrantamiento de condena
  • Delito de deslealtad profesional
  • Delito de obstrucción a la Justicia

Delitos contra el orden público

Aunque no son muy frecuentes y a veces incluso impensables, nuestros abogados especialistas en derecho penal han conocido de algunos de los delitos calificados como “delitos contra el orden público” por el título XXII del Código Penal, por la realización de conductas delictivas dirigidas a alterar el orden publico o la paz social, perjudicando al buen funcionamiento de los servicios públicos, como son:

  • Delito de atentado contra la autoridad
  • Delito de resistencia y desobediencia
  • Delito de tráfico, tenencia y depósito de armas

Asistencia al detenido en Comisaría y en los Juzgados

En ABOGA2, no solo le asistiremos y ejerceremos su defensa cuando se vea involucrado en cualquiera de los delitos mencionados, sino que contamos con un equipo de expertos que se encuentran a su disposición como abogados 24 horas para prestar asistencia al detenido desde el primer momento en Comisaría como en su primera declaración ante el Juzgado. 

Valoración

Conoce nuestros despachos

Si estás buscando un abogado de plena confianza, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
Te aseguramos completa discreción y trato exclusivo.

Con la sede central en Madrid tenemos además despachos en Alcalá de Henares, Tres Cantos, Salamanca, Ciudad Rodrigo. Si nos necesitas en otra localidad, no te preocupes que te atendemos en todo el territorio nacional. Tus abogados de confianza

Quiero pedir cita