Saltear al contenido principal

Denuncia por impedir ver a mi hijo

Denuncia Por Impedir Ver A Mi Hijo

Es más frecuente de lo que pensamos que tras una ruptura, uno de los progenitores no deje ver al hijo común a su ex pareja o no le deje comunicarse con él, antes de que se dicte sentencia o incumpliendo el régimen de visitas y comunicación fijado judicialmente,  ya sea por venganza tras una disputa o resentimiento, o con el fin de alejar al hijo del otro progenitor.

Sin embargo en estas situaciones no solo acaba perjudicado el padre que no puede ver o hablar con sus hijos, sino que se está haciendo daño a los propios menores, que no deberían de tener que pasar por este tipo de situaciones.

En ABOGA2 somos conscientes de lo emocionalmente difíciles que pueden resultar estas situaciones, por lo que nuestros abogados de familia especialistas como abogados divorcios Madrid luchan por ayudar a los padres a hacer justicia y que puedan lograr ver a sus hijos garantizando el cumplimiento del régimen de visitas.

El derecho y deber de los padres a relacionarse con sus hijos

La ley vela por el interés superior del menor y en consecuencia reconoce un derecho a los hijos de relacionarse y comunicarse con sus familiares y allegados.  De forma que tras una ruptura de los progenitores el niño tiene derecho a ver y mantener el contacto tanto con ambos progenitores como con otros miembros de la familia y seres queridos.

Concretamente el artículo 160 del Código Civil dispone: “Los hijos menores tienen derecho a relacionarse con sus progenitores aunque éstos no ejerzan la patria potestad” y seguidamente dice “no podrán impedirse sin justa causa las relaciones personales del menor con sus hermanos, abuelos y otros parientes y allegados”.

De lo expuesto, se deriva por tanto también un derecho para ambos progenitores a mantener las relaciones con sus hijos en común tras la separación y divorcio, que no podrá ser privado por ningún motivo, salvo que así se disponga por resolución judicial en interés del menor.

Efectivamente, las relaciones paterno-filiales se constituyen como un derecho y un deber, por cuanto no solo se establecen en beneficio de los padres sino que con ellas se pretende un mayor beneficio para los hijos, especialmente tras una ruptura sentimental.

Es por ello, que el Tribunal Supremo ha concretado: “el derecho de los hijos a relacionarse con los progenitores no se puede negar ni privar de principio, porque se ha de dar la oportunidad, de acuerdo con la legalidad, de poder ejercer como padre y cumplir los deberes que como tal le correspondan”

¿Qué es el régimen de visitas?

Como consecuencia de este derecho- deber de los padres a relacionarse con los hijos, tras una ruptura matrimonial, se establece la obligación de regular el régimen de visitas, estancias y comunicación de los hijos con el progenitor con el que no convivan, independientemente de la modalidad de custodia de que se trate – custodia compartida o monoparental (custodia paterna o materna)- .

Como veíamos, el régimen de visitas constituye a su vez un derecho y deber de los padres no custodios de relacionarse con el menor, cuya finalidad no es satisfacer los deseos de los progenitores sino cubrir las necesidades afectivas y educativas de los menores para garantizar su efectivo desarrollo.

De modo que después de una separación o divorcio, los padres fijaran de común acuerdo el régimen de relación entre padres e hijos, así como con otros familiares y allegados, mediante convenio regulador de mutuo acuerdo, que será aprobado por el Juez, salvo que el mismo resultara dañoso para los hijos o gravemente perjudicial para uno de los cónyuges.

En defecto de acuerdo o aprobación judicial, será el Juez quien establecerá mediante sentencia el modo, lugar y tiempo de ejercer este derecho atendiendo a las circunstancias del caso concreto, así como posteriormente se encargará de modificarlo cuando variaran sustancialmente las circunstancias o de limitarlo o suspenderlo si se diera un incumplimiento grave y reiterado del mismo.

El régimen fijado por sentencia judicial constituye lo que se conoce como “medidas definitivas”.

Si bien, cuando iniciamos los procedimientos de separación o divorcio, muchas veces tenemos el miedo de que puede que no lleguemos a ver a nuestros hijos hasta que no se dicte la sentencia, porque exista una mala relación entre el padre y la madre. En estos casos, se prevé la posibilidad de fijar lo que se denominan “medidas provisionales o coetáneas”, gracias a las que el régimen de visitas, estancias y comunicación quedará regulado desde que se interpone la demanda hasta que se dicte sentencia.

Además, incluso es posible que en la demanda que se interponga se soliciten “medidas cautelares”, como por ejemplo a fin de evitar el secuestro legal de los hijos, es decir, cuando exista sospecha por uno de los progenitores de que su ex-cónyuge pueda sustraer ilegalmente al menor durante el procedimiento judicial de separación o divorcio.

Estas medidas pueden consistir en:

  • Se prohíba la salida del territorio nacional del menor, salvo con autorización del juez.
  • Se prohíbe que se le expida pasaporte al menor o se le retire el mismo si lo tuviera.
  • Se prohíbe el cambio de domicilio del menor salvo con autorización judicial previa.

¿Puede el progenitor custodio impedir ver al hijo al progenitor no custodio?

Una vez fijado el régimen de visitas por sentencia judicial este debe cumplirse íntegramente, pues el incumplimiento del régimen de visitas puede conllevar graves consecuencias para el progenitor incumplidor.

Cuando el progenitor custodio incumple lo pactado en convenio regulador o dispuesto mediante sentencia, y no lleva a los hijos al progenitor no custodio o se los lleva a un domicilio distinto sin consentimiento puede llegar a incurrir en un delito de sustracción de menores del artículo 225.bis del Código Penal, castigado con la pena de prisión de 2 a 4 años e inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad de 4 a 10 años.

Asimismo, cuando uno de los cónyuges  no deja ver a un hijo al otro a fin de dificultar su derecho de estar y comunicarse con aquellos, exista o no resolución judicial que establezca el modo y forma en que relacionarse, se produce un incumplimiento del régimen de visitas e incluso podría incurrirse en un delito de coacción del artículo 172 del Código Penal, por infringir o restringir de algún modo la libertad del ex cónyuge para someterla a los deseos propios.

Los casos de incumplimiento del régimen de visitas pueden llevar a una limitación o modificación del mismo por el Juez, restringiendo o estableciendo ciertas cautelas según las circunstancias que concurran cuando se considere que la situación es perjudicial para el menor.

¿Cuáles son los argumentos más comunes para incumplir el régimen de visitas?

Algunos de los argumentos que suele alegar el progenitor incumplidor para impedir ver a los hijos a su ex pareja suelen ser:

  • Que no ha pagado la pensión de alimentos
  • Rechazo a que el hijo se relacione con la pareja actual de su ex cónyuge
  • Razones de incompatibilidad con el horario laboral
  • Razones de incompatibilidad con actividades escolares, extraescolares o de ocio del hijo
  • Alegar que es el propio hijo quien no quiere verle (esto puede ser resultado de la alienación parental del progenitor custodio)

¿Qué puedo hacer si mi ex-cónyuge no me deja ver a nuestro hijo?

Cualquiera que sea el motivo e independientemente de que se trate del progenitor que tenga o no la custodia, no cumplir con lo establecido en convenio regulador o lo acordado en sentencia judicial implica un incumplimiento injustificado.

En cualquier caso para poder hablar de incumplimiento es necesario que se produzca reiteradamente, es decir, que por ejemplo uno de los progenitores impida en varias ocasiones dejar ver al hijo a la otra parte y no sólo que con carácter puntual un día se retrase en la entrega del menor.

Los incumplimientos del régimen de visitas es un tema especialmente delicado para el progenitor que no puede ver a sus hijos, ya que puede acabar menoscabándose su figura de padre por voluntad de su ex pareja, impactando también negativamente en el desarrollo del hijo.

En estos casos deberán seguirse los siguientes pasos:

  1. Intentar llegar a un acuerdo: cuando se produce un incumplimiento del régimen de visitas lo mejor para las partes y especialmente para los hijos, es que los progenitores dialoguen para intentar alcanzar a un acuerdo para interponer una demanda de modificación de medidas que sea acorde a los deseos de los ex cónyuges.
  2. Requerimiento previo: en caso de no llegar a un acuerdo, es conveniente que se requiera mediante un medio que deje constancia (Ej.: burofax) al progenitor incumplidor instándole que cumpla con lo establecido por convenio o sentencia.
  3. Interponer demanda ejecutiva de la Sentencia o Convenio regulador: si continúa incumpliendo, el progenitor que lo sufre deberá reunir todas las pruebas ya que es a él a quien le corresponde acreditar el incumplimiento (WhatsApp, mensajes, etc.).

Tras ello, se interpondrá la demanda ejecutiva ante el mismo Juzgado que dictó la sentencia o convenio a ejecutar, quien instará al progenitor para que cumpla avisándole de que en caso de persistir el incumplimiento podrá incurrir en un delito de desobediencia a la autoridad del artículo 556.1 del Código Penal.

  1. Sancionar el incumplimiento: Trascurrido el plazo concedido por el Juzgado, si el progenitor incumplidor sigue sin cumplir se le podrá imponer multas coercitivas conforme al artículo 776.2ª de la Ley de Enjuiciamiento Civil,  mensualmente durante el tiempo que continúe incumpliendo y en la cuantía que el Juez estime conveniente.

Además, como se le avisaba habrá incurrido en un delito de desobediencia a la autoridad, para el que se prevé una pena de prisión de 3 meses a 1 año o multa de 6 a 18 meses.

En estos casos el Juez no solo puede acordar la modificación del régimen de visitas para evitar el incumplimiento, sino también que la entrega del menor se realice a través de un “Punto de Encuentro Familiar”.

Conviene recordar que desde la reforma de la Ley 15/2015 del 1 de Julio, ya no es posible interponer una denuncia penal cuando uno de los progenitores incumpla el régimen de visitas, ya que este incumplimiento ha quedado despenalizado, sino solo la demanda civil a la que nos hemos referido antes.

En cualquier caso, tanto para interponer la demanda de modificación de medidas como la demanda ejecutiva necesitarás la asistencia de un Abogado. En Aboga2 te asistiremos para mediar con tu ex pareja e interponer la demanda de modificación de medidas o de no ser posible interponer la demanda ejecutiva.

¿Puedo reclamar una indemnización por daños morales por impedirme ver a nuestro hijo?

Cuando el progenitor custodio impide ver al otro de los progenitores el contacto con su hijo de manera habitual, éste último puede llegar a solicitar una indemnización por los daños morales que se le han ocasionado.

Esta indemnización encuentra su fundamento en el artículo 1902 del Código Civil, según el cual: “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”

Si bien, no todo incumplimiento del régimen de visitas es indemnizable, ya que para reclamar esta indemnización será necesario acreditar la existencia de un daño moral que sea consecuencia de la conducta del progenitor custodio al impedir ver a aquel al hijo común.

En Aboga2 somos conscientes del sufrimiento que puede sufrir un padre o madre cuando la otra parte le impide ver a su hijo, por lo que te ayudaremos y lucharemos para reclamar la indemnización por los daños morales que hayas padecido.

Esta entrada tiene 15 comentarios
    1. Estimado Sr. Correa

      Ante todo gracias por visitar nuestra web.

      En segundo lugar manifestarle que nuestros abogados estarán encantados de atenderle. Por favor para poder concertar una cita presencial, cita online o cita telefónica con nuestros abogados llame al 91 570 42 34 o bien remita un email a info arroba aboga2.eu

    1. EStimada Señora

      Salvo que un juez haya acordado lo contrario en una resolución judicial motivada (Sentencia o Auto) todo padre y madre tiene derecho a ver a sus hijos por lo que la recomendación que la damos es acudir inmediatamente a un abogado de su confianza especializado en derecho de familia a asesorarse.

      También puede acudir a la policía por su su expareja estuviera cometiendo algún delito.

      La diferencia entre acudir a la policía y a un abogado es que el abogado le podrá asesorar de sus derechos y podrá instar todas las acciones judiciales necesarias para defender sus derechos. Los policías sólo intervendrán si lo que usted denuncie puede ser considerado un delito.

      Otra diferencia es que la policía no cobra al denunciante y los abogados normalmente cobran honorarios por sus gestiones

      Para nosotros será un auténtico placer poder ayudarla , no dude en pedir una cita con nuestros abogados especialistas en problemas familiares

    1. Buenos días David

      Te aconsejamos que acudas lo más rápido posible a un abogado especialista en derecho de familia a consultar presencialmente, nuestros abogados especialistas en derecho matrimonial estarán encantados de ayudarte en este asunto.

      A modo de resumen existen dos situaciones diferentes:

      1.- No tienes sentencia judicial con un régimen de visitas. En este caso ni tu mujer puede impedirte estar con tu hijo ni tú puedes impedírselo a ella. Tu hijo puede estar contigo tanto tiempo como estimes oportuno (siempre respetando sus obligaciones escolares). Esa es la teoría, la práctica que nos estamos encontrando es que hay mujeres que impiden a los padres ver a los hijos hasta que exista una sentencia que lo regule y en el caso de que el padre se acerque al domicilio denuncian a la policía o guardia civil que el padre está por allí. Es inconcebible que intervengan los policías o guardias civiles porque nadie te puede impedir estar con tu hijo salvo un juez pero en algunas ocasiones hay denuncias por medio de «violencia de género» e incluso detenciones. Con la ley en la mano no te pueden impedir estar con tu hijo al igual que no te lo podían impedir cuando estabas en pareja.

      2.- Si hay sentencia judicial es más fácil. El abogado de familia que contrates solicitará «una ejecución de sentencia» y el juez obligará a que se cumpla el convenio regulador. En la práctica esto lleva tiempo porque los juzgados están colapsados pero es el trámite legalmente establecido. Si tu ex pareja continúa sin cumplir el convenio o la sentencia el juez la advertirá de que de continuar así cometerá un delito de desobediencia e incluso podrá solicitarse un cambio de custodia.

      Por favor pide cita con nuestros abogados especialistas en familia en el 91 570 42 34 y te asesorarán mas en detalle.

      Gracias por contactar con nosotros y quedamos a tu entera disposición

    1. Buenas tardes David

      Usted tiene derecho a ver a su hijo y su mujer, salvo que exista una orden judicial que diga lo contrario, no tiene derecho a impedir el contacto de su hijo con usted ni porque usted tenga otra pareja ni por cualquier otro motivo

      Debe acudir a un abogado de familia que le asesore y que inicie lo que se denomina un procedimiento de medidas paterno filiares (si ustedes no están casados) o un procedimiento de separación o divorcio en caso de que Ustedes estén casados.

      El procedimiento de medidas paterno filiares, en modo muy resumido, es el procedimiento adecuado para que un Juez de Familia establezca el régimen de estancias y comunicaciones de ambos progenitores con respecto del menor. Además de eso se establecerá en qué vivienda residirá ese menor y cómo han de contribuir ambos progenitores para alimentar al menor, vestirle y darle todo lo necesario para que tenga una vida digna.

      Por favor pida cita en nuestra central en el 91 570 42 34 y un abogado especialista en Medidas Paterno Filiares le ayudará a lograr su objetivos

      Reciba un cordial saludo

  1. Hola levo esperando un mes que salgan las medidas provisionales, tengo 2 niños y el padre se llevó con fuerza a uno, llevo 3 meses sin verlo y hace un mes que se celebro el juicio de medidas provisionales y aún no se resuelve. Mi abogado dice que debo esperar. Y el padre no me deja ver a mi pequeño. La policía me dice que está en su derecho y si no quiere que lo vea pues no pueden obligarlo. Nose cuanto más tardará en que salgan las medidas para por fin poder vernos. Su hermano lo extraña mucho y ya después de 3 meses nose que más hacer. Todos me cierran las puertas.

    1. Buenos días Andra

      Lamentablemente los Juzgados están sobrecargados de trabajo y suelen tener retrasos también en dictar las correspondientes resoluciones judiciales.

      Un mes es un tiempo más que prudencial para dictar un Auto de Medidas por lo que nosotros, de ser sus abogados, habríamos solicitado ya el denominado «impulso procesal» requiriendo que se dicte ese Auto.

      El «impulso procesal» no es otra cosa que recordar que está pendiente algún trámite judicial y solicitar «celeridad» en el mismo.

      Hay abogados que no solicitan nunca «impulso procesal» porque creen que «molestarán» a los Jueces

      Gracias por haber contactado con nosotros

      Reciba un cordial saludo

  2. Yo tengo conciliación con ICBF y un proceso en un juzgado, cumplo con mis cuotas pero la madre de mis hijos no me permite verlos. Y además el dinero que se le entrega para los niños como cuota lo usa en otras cosas. Coacciona a mis hijos a llamar y decir que no tienen que comer y que soy un mentiroso, es decir que además de no poder verlos mi imagen ante ellos está quedando muy mal. Ya no sé que hacer, de eso hace 4 años y ninguna entidad me ayuda.

    1. Estimado José

      En su correo nos indica que usted tiene conciliación con ICBF por lo que entendemos que reside en Colombia ya que las citadas siglas se correspondería con el «Instituto Colombiano del Bienestar Familiar» . Lamentablemente por nuestro sólo disponemos de despacho de abogados especializado en derecho de familia en España por lo que no podemos darle consejos legales sobre su asunto.

      Le recomendamos que sino está contento con su abogado de familia consulte con otros abogados especialistas en derecho de familia por si los mismos le pudieran dar otra visión diferente a su caso.

      Le deseamos mucha suerte en su procedimiento y lamentamos la situación que está vivienda.

      Gracias por haber contactado con nosotros.

      Reciba un cordial saludo

  3. Buenas tardes quisiera, por este medio, solicitar ayuda para un amigo para que pueda ver a su hija ya que no hay ningún artículo o ley que esté velando a su favor para que la visita se haga efectiva.

    El vínculo padre-hija lleva afectado aproximadamente un año (o más) porque la ex mujer lo denunció por abuso hacia su hija, en este momento (por esas razones n lo dejaban ver) pero hoy día ya salió todo a su favor ya que las pericias y pruebas psicológicas a la niña demostraron que era una falsa acusación. Aun así y habiendo dado el fallo a su favor, no ha logrado, hace aproximadamente 3 meses, poder ver a su hija, y el vínculo, como dije anterior mente, se está debilitando, se está perdiendo ya que es una niña de 3-4 años y que, al no verlo seguido, aparte de que le dijeron de que su papá estaba muerto, el lazo ya no será el mismo.

    Necesito saber que amparo podría pedir en la justicia para que le permitan verse, que su hija pueda ver a su familia paterna. Una ley que me ampare, me ayude a volver a verla y se pueda reanudar este parentesco.

    Aguardo respuesta o comentarios de cómo debería proseguir, con quien hablar, quien me podría ayudar, ya que el caso quedó “archivado” en el Juzgado de Familia y no se mueve como para reanudar las visitas parentales y movilizar este trámite que pareciera quitarme todos mis derechos.

    1. Buenas tardes

      Ante todo gracias por contactar con nosotros.

      Hemos leído atentamente el caso que nos ha expuesto y lamentablemente el mismo es más común de lo que pudieran creer.

      En nuestro despacho de abogados tenemos muchos clientes que han sido denunciados por «abusos sexuales» a sus propios hijos y han salido absueltos de los mismos. En la mayoría de los casos se puso una «orden de protección» hacia el menor con la simple denuncia de la madre. Tenemos incluso escritos del Ministerio Fiscal en los que se dice que se solicitó la «orden de protección» sin indicios delictivos lo cual es aberrante.

      Volviendo a su email. Si no existe orden de protección hacia la niña y tampoco existen medidas en el procedimiento de familia su amigo puede ver a la niña y estar con ella ya que no hay ningún tipo de limitación legal. Es decir, el padre no necesita ninguna autorización para ver a su hija porque es su padre y por el mero hecho de ser el padre de la menor puede estar con ella siempre que no haya una orden judicial que diga lo contrario.

      Otra cosa es que la madre de la menor no permita que vea a la niña. Si esto está sucediendo hay dos vías posibles:

      – Medidas Urgentísimas del art. 158 del Código Civil. Siempre que exista un peligro para la menor se pueden solicitar medidas urgentísimas para evitar ese riesgo.

      – Medidas provisionales: Estas son muy habituales y se suelen solicitar con carácter previo a la interposición de la demanda de divorcio o separación o en caso de no estar casados con carácter previo a la demanda de medidas paterno filiales. El objeto de las mismas es fijar un régimen de visitas

      Recomendamos que utilicen cualquiera de las dos vías legales que hemos reflejado con anterioridad. Permítanos insistir en que si no existe ninguna orden de alejamiento del padre con respecto de la niña ni ningún otro tipo de medida limitativa el padre puede estar con la niña y por tanto podría acudir por ejemplo al centro escolar y ver a su hija.

      Recuerde que en nuestro despacho de abogados estaremos encantados de llevar el caso de su amigo independientemente de donde residan ya que nuestros abogados especialistas en derecho de familia trabajan en todo el territorio nacional . Para pedir cita llamen al teléfono de la centralita 91 570 42 34. La cita con el abogado puede ser telefónica, online o presencial dependiendo de sus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba