Derechos y obligaciones de un padre divorciado

ABOGA2 - Abogados derechos y obligaciones de un padre divorciado - en nuestro despacho contamos con profesionales en Derecho de Familia, especializados en áreas especificas dentro de esta materia, como son los procedimientos de separación y divorcio, ofreciendo a nuestros clientes un asesoramiento legal de calidad y personalizado, y luchando por garantizar sus derechos, con independencia de que sea hombre o mujer.

En Aboga2, somos conscientes de la delicadeza con la que han de tratarse estos asuntos, ya que en ellos se ven envueltos temas sentimentales que puede causar gran sufrimiento a los miembros de la pareja, especialmente cuando se trata de una separación o divorcio con hijos de por medio.

Si busca un abogado de familia que defienda firmemente la igualdad de derechos de hombres y mujeres ante la Ley en materia de separación o divorcio por situaciones injustas y vele primordialmente por el interés de los menores, no dude en contactar con nosotros, en Aboga2 hemos llevado numerosos casos de éxito en algunos de los temas más difíciles como son custodia compartida o la defensa de hombres, y estaremos encantados de atenderles y poner a su disposición nuestros servicios.

Derechos y obligaciones de un padre divorciado

¿Qué es la patria potestad?

La patria potestad es el conjunto de derechos que la ley concede a los padres, por el mero hecho de serlos, respecto de la persona y bienes de sus hijos menores no emancipados, así como el conjunto de deberes que los progenitores deben cumplir con aquellos. Derechos y deberes tales como el derecho a poder estar con los hijos, a poder educarles, gestionar sus bienes, proporcionarles la formación que consideren oportuna, así como el deber de protegerles, de alimentarles, de garantizarles una formación integral, de representarles legalmente y administrar sus bienes, etc.

La patria potestad se ejercerá siempre en beneficio de los hijos y corresponde a ambos padres en el plano de la igualdad, por lo que como regla general se ejercerá conjuntamente por ambos progenitores, independientemente del sexo o la situación matrimonial en que estos se encuentren los cónyuges (casados, separados o divorciados) o incluso si no existiera matrimonio entre ellos, o bien en exclusiva por uno de los progenitores con el consentimiento del otro.

¿Cuándo queda extinguida la patria potestad?

La patria potestad, según dispone el Código Civil solo se extingue por alguna de las siguientes causas:

  • La muerte o declaración de fallecimiento de los progenitores
  • La emancipación del hijo menor
  • La adopción de los hijos por terceros
  • La privación a los progenitores de la misma mediante sentencia judicial.

Conforme a lo expuesto, se puede observar que la patria potestad no se extingue mediante separación o divorcio de los padres, sino que en tal caso, lo habitual es que ambos sigan ejerciendo la patria potestad sobre sus hijos menores no emancipados, sin perjuicio de que pueda ser atribuida excepcionalmente, de forma temporal o definitiva, a uno sólo de ellos, suspendiendo o privando al contrario de su ejercicio.

¿Cuándo puede privarse a un progenitor de la patria potestad?

Pese a que la patria potestad corresponde a ambos progenitores, cualquiera de ellos puede ser privado de su ejercicio cuando medie alguna de estas sentencias judiciales:

  • Por Sentencia que declare el incumplimiento de los deberes inherentes a la misma
  • Por Sentencia dictada en causa criminal
  • Por sentencia dictada en causa matrimonial.

No obstante, al margen de los casos de privación y extinción, existen dos supuestos en los que uno de los progenitores aun siendo privado de la patria potestad, mantiene su deber de prestar alimentos al hijo:

  • Aquel que haya sido condenado por un delito de violación contra la madre o cualquier otro delitos que hubiera ocasionado el nacimiento del hijo
  • Si la filiación se declara en contra de la voluntad del progenitor.

¿Existe la patria potestad prorrogada?

Efectivamente es posible que la patria potestad pueda quedar prorrogada, esto así cuando existen hijos incapacitados mentalmente que aun incluso si hubieran alcanzado la mayoría de edad, se mantienen los derechos y obligaciones de los progenitores hasta el momento en que concurra alguno de los siguientes eventos:

  • La muerte o declaración de fallecimiento de los progenitores
  • La adopción del hijo por terceros
  • Si el hijo incapaz contrae matrimonio.
  • Finalice la incapacidad

Conviene recordar que en los tres primeros casos se deberá nombrar un tutor al incapaz para que vele por sus derechos.

Derechos un padre divorciado

¿Qué es la guarda y custodia?

La guarda y custodia es una facultad inherente a la patria potestad que se regula en el artículo 92 del Código Civil y hace referencia al conjunto de decisiones ordinarias relacionadas con la convivencia habitual y diaria con los hijos menores, concernientes a la alimentación, vestido, habitación, etc. A fin de garantizar la responsabilidad que los padres tienes con sus hijos para su crianza, bienestar y educación.

De forma que tras la separación o divorcio o en caso de parejas de hecho, la guarda y custodia de los hijos puede ser atribuida a uno solo de los progenitores o ambos, en función del tipo de custodia que mejor garantice el bienestar del menor y los derechos de los hijos.

Serán los progenitores quienes acuerden el tipo de custodia en convenio regulador o en defecto de acuerdo, el Juez atendiendo a los criterios legalmente establecidos, pero en cualquier de los casos deberá primar el interés del menor.  Existen dos tipos primordiales de guarda y custodia:

  1. Custodia monoparental o exclusiva (custodia materna o custodia paterna): es aquella que se atribuye a uno solo de los progenitores en exclusiva, estableciéndose para el otro un régimen de visitas y estancia.
  1. Custodia compartida: es aquella que se atribuye a ambos progenitores en igualdad de condiciones, tomándose las decisiones referentes al cuidado de los hijos tanto por la madre como por el padre, estableciéndose periodos alternos de convivencia con uno y otro progenitor.

¿Qué tipo de guarda y custodia es el más común?

Tradicionalmente desde que se aprobó la “Ley del Divorcio”, de 7 de julio de 1981, se ha venido atribuyendo preferentemente un régimen de custodia monoparental o exclusiva a uno de los progenitores, normalmente a favor de la madre –custodia materna-, por considerar que esta estaba más cualificada para el cuidado de los hijos.

Sin embargo, el progresivo cambio que ha experimentado la sociedad y la experiencia ha llevado a observar una tendencia cada vez mayor hacia la custodia compartida, figura esta introducida por la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio.

En ABOGA2 somos partidarios del régimen de custodia compartida como régimen primordial para mantener el bienestar de los menores, ya que consideramos que lo mejor para los niños es continuar conviviendo con ambos progenitores, siempre y cuando lo permitan las circunstancias del caso concreto.

Por un lado, ha quedado superada la antigua idea que existía de que la madre es la única con capacidad de asumir el cuidado de los hijos. La creciente incorporación de las mujeres al mundo laboral y la completa involucración actual de los hombres en el cuidado de los hijos hacen que el otorgamiento de la custodia materna deba ser justificado en interés del menor, así como que se mantenga la posibilidad de que se otorgue la custodia paterna cuando las circunstancias del caso así lo aconsejaran.

Y por otro, coincidimos con la reiterada jurisprudencia en defensa de la  custodia compartida como régimen que garantiza a los progenitores «la posibilidad de seguir ejerciendo los derechos y obligaciones inherentes a la potestad o responsabilidad parental y de participar en igualdad de condiciones en el desarrollo y crecimiento de sus hijos, lo que parece también lo más beneficioso para ellos» (Sentencia 368/2014 del TS, 2 de julio, que recoge doctrina jurisprudencial fijada en la sentencia de 29 de abril de 2013).

¿Qué es el régimen de visitas?

Es el sistema que regula la permanencia del hijo con el progenitor no custodio (u otros familiares) durante cortos periodos de tiempo, normalmente hablamos de días o tardes pero sin incluir pernoctas -régimen de estancia-, a fin de mantener la relación y vínculo afectivo entre aquel con el menor.

Con ello se regula el derecho y obligación que tiene el progenitor que no tiene la custodia de los hijos atribuida, a visitarlos, comunicarse con ellos y tenerlos en su compañía.

A su vez, el progenitor custodio tiene la obligación de permitir y colaborar para garantizar el régimen de visitas establecido.

El régimen de visitas puede acordarse:

  • De mutuo acuerdo entre los progenitores por convenio regulador
  • Por el juez en la sentencia que acuerde la separación o divorcio

En cualquier caso, deberá establecerse el lugar, la forma y el tiempo en que ha de ejercerse el régimen de visitas

Obligaciones de un padre divorciado

¿Qué diferencias existen entre patria potestad y guarda y custodia?

Es frecuente confundir patria potestad y guarda y custodia, sin embargo ambas son figuras jurídicas diferentes.

Mientras que la patria potestad se refiere a la representación general de los hijos y la administración de sus bienes inherente a la condición de progenitor, la guarda y custodia hace referencia a las decisiones diarias y la convivencia habitual con los menores.

Por eso, cuando se produce la ruptura matrimonial, lo normal es que, salvo excepciones previstas en la ley, tanto el padre como la madre mantengan la patria potestad conjuntamente, con las obligaciones parentales que ello conlleva y la respectiva responsabilidad parental, mientras que la guarda y custodia podrá atribuirse en exclusiva a uno u otro, o ambos de forma compartida.

Para dejarlo más claro pondremos un ejemplo:

  • Son funciones de la patria potestad: elegir las actividades extraescolares a las que asistirá el hijo, elegir el colegio en el que será matriculado o decidir el cambio de domicilio.
  • Son funciones de la guarda y custodia: vestir a los hijos para ir al colegio, elegir qué desayunará el hijo, los programas de televisión que puede ver o llevarles a las clases extraescolares.

¿Qué derechos y obligaciones tienen los progenitores separados o divorciados?

Cuántas veces nos hemos preguntado: ¿cuales son los derechos de un padre separado o divorciado?, ¿cuales son las obligaciones de un padre separado o divorciado?.¿Tienen los padres separados o divorciados los mismos derechos y obligaciones que las madres?

Pues bien, la respuesta no varía en función de que se trate de la madre o padre, sino que independientemente del sexo del progenitor, las obligaciones y derechos de custodia y visita de cada uno van a depender de que sea el progenitor custodio o no.

  • El progenitor custodio: es aquel que tiene atribuida la guarda y custodia, y por ende le corresponde el derecho a tomar todas las decisiones relacionadas con la convivencia con el menor, así como darle el sustento en cuantas necesidades diarias necesite.
  • El progenitor no custodio: es aquel que no tiene atribuida la guarda y custodia, por lo que este tendrá el deber de prestar sustento a los hijos mediante el pago de la pensión alimentaria que en su caso corresponda, así como el derecho a que se fije un régimen de visitas y comunicación a su favor.

Igualmente aunque la ley no obligue explícitamente a ello, existe una obligación del progenitor custodio de informar al no custodio sobre los aspectos relevantes relativos a sus hijos menores. Por lo que será conveniente acordar las situaciones o decisiones que requieren el consenso de ambos cónyuges o cuáles pueden adoptarse únicamente por el progenitor custodio.

¿Existe alguna diferencia entre los derechos y obligaciones de la madre o el padre separado o divorciado?

Actualmente los padres y madres son iguales ante la ley y por tanto ambos tienen obligación de velar por los hijos menores así como a prestarles sustento, vestimenta, asistencia médica y educación.

Entre ambos progenitores rige el principio de corresponsabilidad, según el cual, independientemente de que vivan juntos o separados, o de que se sea madre o padre, ambos tienen atribuida conjuntamente la patria potestad, y por ello deben participar activa y equitativamente en la crianza y educación de los hijos.

Ante la pregunta ¿qué derechos tiene un padre separado con su hijo? Podemos afirmar que hoy día, tanto el padre como la madre tienen el mismo derecho a que les sea atribuida la guarda y custodia, que se atribuirá primordialmente de forma compartida, o atendiendo a las circunstancias concretas, exclusivamente a uno u otro, sin que el sexo sea un factor determinante para ello.

Valoración

Conoce nuestros despachos

Si estás buscando un abogado de plena confianza, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
Te aseguramos completa discreción y trato exclusivo.

Con la sede central en Madrid tenemos además despachos en Alcalá de Henares, Tres Cantos, Salamanca, Ciudad Rodrigo. Si nos necesitas en otra localidad, no te preocupes que te atendemos en todo el territorio nacional. Tus abogados de confianza

Quiero pedir cita