Derecho de información del acusado. ¿De qué delito se me acusa?

Muchos habréis oído hablar de “El proceso”, un libro de Franz Kafka en el que se narra la historia de un hombre que se ve incurso en un proceso judicial sin saber los hechos por los que se le acusa, sufriendo toda una pesadilla al verse inmerso en un túnel del que sabe que resultará condenado sin haberse podido defender.

Sin embargo, esta surrealista situación no solo pasa en los cuentos, sino que en la vida real también nos encontramos casos en los que a un acusado no se le informa del delito que se le trata de atribuir. Así le ocurrió a uno de nuestros clientes a quién se le trató de condenar por dos delitos, cuando a lo largo de toda la fase de instrucción solo se había hecho alusión a uno de ellos, sin mencionar si quiera el otro.

En este sentido menciona el artículo 118.1 a) de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que toda persona a quien se atribuya un hecho punible, se le instruirá, sin demora justificada, del “derecho a ser informado de los hechos que se le atribuyan, así como de cualquier cambio relevante en el objeto de la investigación y de los hechos imputados. Esta información será facilitada con el grado de detalle suficiente para permitir el ejercicio efectivo del derecho de defensa.”

En Aboga2 consideramos que el derecho a ser informado de la acusación es un derecho fundamental, reconocido internacionalmente e imprescindible para el ejercicio del derecho a una adecuada defensa. Pues una buena defensa requiere tiempo y la necesidad de conocer sin demora los hechos que se le imputan al acusado, así como su calificación jurídica. Parece imposible defenderse de lo que no se sabe.   

Por ello, y garantizando el derecho fundamental constitucionalmente reconocido de toda persona a disponer de un proceso con todas las garantías, no podemos consentir que se vulnere el derecho de nuestros clientes admitiendo cualquier acusación “implícita o tácita”, sino que han de ser informados expresamente de los hechos atribuidos.

Conoce nuestros despachos

Si estás buscando un abogado de plena confianza, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
Te aseguramos completa discreción y trato exclusivo.

Con la sede central en Madrid tenemos además despachos en Alcalá de Henares, Tres Cantos, Salamanca, Ciudad Rodrigo. Si nos necesitas en otra localidad, no te preocupes que te atendemos en todo el territorio nacional. Tus abogados de confianza

Quiero pedir cita