Denuncia de amenazas por whatsapp

ABOGA2- Abogados Denuncias de amenazas por WhatsApp- Hoy día, el auge de las redes sociales, tales como WhatsApp, Instagram, Facebook o Twitter, ha llevado a una proliferación de denuncias por amenazas, injurias y calumnias, acoso, etc. que han supuesto todo un reto para la justicia.

Muchas veces pensamos que las conductas realizas por medio de una red social o cualquier otra plataforma a través del móvil u ordenador, no tienen importancia. Sin embargo, estas conductas, aunque se realicen detrás de una pantalla, pueden ser constitutivas de alguno de los delitos tipificados en el Código Penal, ya que los delitos se aplican independientemente del medio por el que se cometan.

Según la gravedad de la conducta realizada puede conllevar consecuencias más o menos graves, ya que no es lo mismo profanar injurias y calumnias a través de WhatsApp; que compartir fotos o videos íntimos de una persona sin su consentimiento en Internet o cometer un delito de “stalking”, consistente en el acoso constante y hostigamiento a una persona a través de las redes sociales. Así como la pena por incurrir en un delito de amenaza por  WhatsApp también varía según la gravedad de las amenazas.

En cualquier caso, si recibes amenazas por WhatsApp lo primero que debes hacer es mantener la calma, y en ningún caso contestar devolviendo las amenazas. Es importante que busques ayuda y te pongas en contacto con un abogado penalista especialista en amenazas que te aconseje cómo actuar y te ayude a acusar ante los Juzgados.

En ABOGA2 contamos con abogados penalistas que como abogados en Madrid expertos en delitos de amenazas, le ayudarán en caso de que haya sido víctima de un delito de amenazas por cualquier red social, asesorándole sobre la mejor forma de proceder y a ejercer la acusación en vía penal cuando proceda, asistiendo durante todo el procedimiento y defendiendo sus intereses de la mejor forma posible.

Además, en ABOGA2 somos conscientes de la frecuencia con la que se dan este tipo de prácticas ilegales por WhatsApp entre los miembros de la pareja, especialmente tras una separación o divorcio, por eso contamos con Abogados violencia de género y Abogados Hombres Maltratados que te ayudarán cuando seas víctima de amenazas por Internet, así como te informarán de cómo actuar ante una denuncia falsa.

¿Es delito amenazar por Whatsapp?

Son muchos los que acuden a nuestro despacho con preguntas como ¿Insultar por WhatsApp es delito? ¿Es legal compartir capturas de pantalla de una conversación? ¿Puede cometerse un delito de amenazas a través de WhatsApp?

Pues bien, la respuesta es clara. Toda conducta que sea constitutiva de delito en persona, lo será también si se realiza a través de WhatsApp o cualquier otro medio o canal.

En consecuencia, los insultos por WhatsApp como tal no se persiguen, ya que insultar no aparece como una conducta tipificada como delito en el Código Penal, por lo que en tal caso no podríamos acudir a la vía penal para obtener una sentencia por insultos por WhatsApp. Sin embargo, las amenazas sí que se persiguen penalmente, de modo que reportar WhatsApp con expresiones como “Vas a ver lo que es bueno…”, “Te voy a matar….”, etc.

Por tanto, aunque el medio por el que se comete (Whatsapp) es actual, el delito de amenazas en que se incurre es el mismo que aparece tipificado en los artículos 169 a 171 del Código Penal español desde antaño.

¿Qué se entiende por amenazas?

Lo primero que debemos saber es qué es una amenaza. Según el Código Penal amenazar a alguien consiste en exteriorizar un propósito de causarle un mal futuro, a él, a sus familiares o a otras personas que se hallen a él íntimamente vinculadas.

Existe amenaza cuando el autor exteriorice ese propósito, que el mal consistiese en una conducta tipificada en la ley penal (matar, lesionar, torturar, robar, etc.) e independientemente del medio por el que se exteriorice, siempre y cuando haga creer a la víctima que la amenaza es real.

La amenaza existe aunque el autor no llegue a realizar finalmente el mal anunciado, sino que basta con que la víctima llegue a creer que el mal manifestado se producirá en el futuro.

¿Cómo pueden ser las amenazas?

Ahora bien, las penas por amenazas e insultos que se impongan dependerán de la naturaleza y gravedad de amenaza de que se propicie. Así las amenazas pueden clasificarse:

Según su naturaleza:

  • Simples: el delito consiste únicamente en manifestar el mal consistente en una conducta tipificada de modo que la víctima tenga la amenaza por real.
  • Condicionales: además de exteriorizar la amenaza, el autor exige una cantidad de dinero o cualquier otra condición, sea o no ilícita, a cambio de que el mal con el que amenaza no se materialice. En estos casos la pena por amenazas se agrava.
  • Según su gravedad:
  • Graves: son amenazas que revistan especial gravedad, dado que el mal con el que se amenaza consiste en una conducta delictiva, como sería el caso de las amenazas de muerte. En estos casos es  de aplicación el tipo básico de amenazas del art. 169 del CP.

Como veíamos estas amenazas pueden ser:

  • Simples (art.169.2º del CP): es el tipo básico de amenazas
  • Condicionales (art.169.1º del CP): se impondrá una pena mayor, que varía en función de que se llegue a conseguir o no el propósito.

Además, tratándose de amenazas graves condicionales el CP prevé dos agravaciones:

  • Cuando la amenaza se realice por escrito, por teléfono o por cualquier medio de comunicación o de reproducción, o en nombre de entidades o grupos reales o supuestos (párrafo 2 del art. 169.1º del CC)
  • Cuando se trate de una amenaza grave condicional de un mal no constitutivo de delito (art.171.1 del CP)
  • Leves: son aquellas amenazas en las que el mal manifestado por el autor no constituye delito, es decir, son de escasa entidad cuantitativa o cualitativa teniendo en cuenta el caso concreto y el contexto en el que se realicen. El delito de amenazas leves se halla tipificado en el artículo 171 del Código Penal con una pena menor que el tipo básico de amenazas, la cual varía según se trate de amenazas:
  • Simples:
  • Amenazas leves en el ámbito de violencia de género o a persona especialmente vulnerable que conviva con el autor (art.171.4 del CP)
  • Amenazas leves en el ámbito familiar usando armas u otros instrumentos peligrosos (art. 171.5 del CP)

En ambos casos, estas penas se ven agravadas si el delito se comete: en presencia de menores; en el domicilio común o en el domicilio de la víctima o quebrantando una de las penas del art. 48 del CP o una medida cautelar o de seguridad

Condicionales:

  • Amenazas de difusión de datos privados exigiendo cantidad o recompensa (art.171.2 del CP): la pena varía según se haya conseguido o no todo o parte de lo exigido.
  • Amenazas leves no incluidas en los casos anteriores (art 171.7 del CP): solo será perseguible mediante denuncia del agravado y se aplicará una pena especialmente atenuada, que será mayor en el ámbito de violencia doméstica o de género, en cuyo caso no será exigible denuncia.

¿Qué penas se imponen por el delito de amenazas por WhatsApp?

Como veíamos anteriormente, las penas varían en función de la gravedad y la naturaleza de la amenaza, teniendo en cuenta la forma y medio por el que se realice. Así, las penas previstas por el Código Penal son las siguientes:

  • Amenazas Graves:
  • Simples (art.169.2º del CP): pena de prisión de 6 meses a 2 años.
  • Condicionales (art.169.1º del CP):
  1. Si no se consigue el propósito por el autor: pena de prisión de 6 meses a 3 años.
  2. Si se consigue el propósito por el autor: pena de prisión de 1 a 5 años.

Además, el CP prevé dos agravaciones en amenazas graves condicionales:

  • Si se realiza por escrito, por teléfono o por cualquier medio de comunicación o de reproducción, o en nombre de entidades o grupos reales o supuestos (párrafo 2 del art. 169.1º del CC): las penas anteriores en su mitad superior
  • Cuando se trate de una amenaza grave condicional de un mal no constitutivo de delito (art.171.1 del CP): pena de prisión de 3 meses a un año o multa de 6 a 24 meses, o en su mitad superior si se consigue el propósito.
  • Leves:
  • Simples:
  • Amenazas leves en el ámbito de violencia de género o a persona especialmente vulnerable que conviva con el autor (art.171.4 del CP): pena de prisión de 6 meses a un año o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 80 días y en todo caso la privación del derecho a uso y porte de armas de un año y un día a 3 años, y si el juez estima inhabilitación especial para ejercer paria potestad, tutela o curatela de hasta 5 años.
  • Amenazas leves en el ámbito familiar usando armas u otros instrumentos peligrosos (art. 171.5 del CP): pena de prisión de 3 meses a un año o trabajos 31 a 80 días y, en todo caso, privación del derecho armas de uno a tres años, así como, cuando el Juez o Tribunal lo estime adecuado, inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, 6 meses a 3 años.http://noticias.juridicas.com/bitmaps/sp.gif

En ambos casos, se aplicará la pena en su mitad superior si el delito se comete:

  • En presencia de menores
  • En el domicilio común o en el domicilio de la víctima
  • Quebrantando una de las penas del art. 48 del CP o una medida cautelar o de seguridad

Condicionales:

  • Amenazas de difusión de datos privados exigiendo cantidad o recompensa (art.171.2 del CP):
  1. Si no consigue la condición: pena de prisión de 4 meses a 2 años
  2. Si consigue todo o parte de lo exigido: prisión de 2 a 4 años.
  • Amenazas leves no incluidas en los casos anteriores (art 171.7 del CP): pena de multa de uno a 3 meses. Cuando se realice en el ámbito de violencia doméstica o de género: localización permanente de cinco a treinta días, siempre en domicilio diferente y alejado del de la víctima, o trabajos en beneficio de la comunidad de cinco a treinta días, o multa de uno a cuatro meses, ésta última únicamente en los supuestos en los que concurran las circunstancias expresadas en el apartado 2 del artículo 84

¿Qué hacer si te amenazan por Whatsapp?

Cuando una persona es víctima de amenazas por WhatsApp le vienen muchas preguntas a la cabeza sobre ¿qué hacer si reciben amenazas por WhatsApp? ¿Se debe denunciar estas amenazas? ¿Cómo denunciar amenazas por WhatsApp?, etc.

Pues bien, nuestros abogados penalistas de ABOGA2 te darán algunos consejos sobre cómo debes actuar en caso de recibir amenazas por WhatsApp.

  1. Cortar toda relación: si sientes que estas recibiendo amenazas, lo más importante es no entrar en el juego, ignorar todo comentario y no devolver los mensajes. Es probable que ante esta actitud el agresor abandone ese comportamiento.
  2. Contactar con el soporte o servicio de atención al cliente: si el autor mantiene su comportamiento y sigue profanando amenazas contra ti, tus familiares o allegados, es importante que te pongas en contacto con el servicio de atención al cliente o el soporte técnico de la aplicación y les comentes la situación. Ellos te informarán sobre qué hacer y bloquearán al usuario para que no pueda usar el soporte en adelante.
  3. Recopilar todas las pruebas posibles: es importante que reúnas la mayor cantidad de pruebas posible y no borres los mensajes recibidos haciendo una copia de seguridad de WhatsApp, para así poder realizar capturas de pantalla. Cuenta a otras personas de confianza lo ocurrido y enséñale los mensajes, para que pueda ser testigo de tu situación.
  4. Presentar una denuncia por amenazas: especialmente cuando se trate de amenazas leves, deberás interponer una denuncia por las amenazas que se te hayan realizado por WhatsApp ante la Policía y la Guarda Civil, ya que en tal caso este delito solo es perseguible mediante denuncia del agravado. Esta denuncia debe realizarse de forma personal y presencial, pero si tienes dudas siempre podrás buscar asistencia legal que te diga cómo interponer la denuncia.
  5. Buscar ayuda legal: lo mejor que puedes hacer en estos casos es contacta con un despacho de abogados especializados en la materia. En ABOGA2 le asesoraremos de cómo gestionar su caso y denunciar las amenazas por WhatsApp, así como le asistiremos defendiendo sus intereses durante todo el procedimiento.

Validez de las capturas de pantalla en un juicio

Cada vez es más normal aportar en el juicio como prueba capturas de pantalla de conversaciones de WhatsApp. Sin embargo, los pantallazos no acreditan nada, sino que para que una conversación de WhatsApp sea tomada como prueba en juicio es necesario recurrir a un perito informático, encargado de acreditar la veracidad de las conversaciones al comprobar que los mensajes mostrados en la captura realmente fueron enviados o recibidos o no en el dispositivo.

Más información sobre Denuncia de amenazas por whatsapp:

Conoce nuestros despachos

Si estás buscando un abogado de plena confianza, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
Te aseguramos completa discreción y trato exclusivo.

Con la sede central en Madrid tenemos además despachos en Alcalá de Henares, Tres Cantos, Salamanca, Ciudad Rodrigo. Si nos necesitas en otra localidad, no te preocupes que te atendemos en todo el territorio nacional. Tus abogados de confianza

Quiero pedir cita

Responsable: Aboga2 Lawyers Group & Global Marketing, SL siendo la Finalidad: poder contestarle al mensaje que envía con este formulario de contacto. La Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Podrá ejercer Sus Derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación enviando un email a info@aboga2.eu. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad.