ABOGA2 - Abogados delito de aborto - El aborto siempre ha sido una cuestión muy controvertida y aun hoy día son muchos los que tienen dudas sobre si el aborto es considerado como un delito o no. Por eso nuestros abogados penalistas especialistas en delitos de aborto van a tratar de explicarte todo lo relacionado con este delito.

Pero antes de todo conviene distinguir entre el aborto espontaneo, que es aquel en el que el embrión o feto muere antes de la semana 20 del embarazo de forma natural y espontánea, ajeno a toda conducta humana, el cual nunca se considerará delito y el aborto voluntario que es la interrupción del desarrollo de embrión durante del embarazo provocada de manera doméstica o médicamente, de forma química o quirúrgica, el cual sí que puede conllevar responsabilidad penal. 

¿Qué es el delito de aborto?

Cuando se habla de aborto solemos referirnos al aborto voluntario, es decir la interrupción del desarrollo del embarazo, bien ocasionando la muerte del feto de forma voluntaria cuando aún se encuentra dentro del seno de la madre o bien provocando la expulsión prematura del nasciturus antes de que haya alcanzado la capacidad suficiente para vivir fuera del útero.

Ahora bien, el aborto voluntario solo será delito en los casos expresamente previstos en el Código Penal.

¿Dónde se regula el delito de aborto?

El delito de aborto está tipificado en los artículos 144, 145, 145 bis y 146 del Código Penal, dentro del Título II: “Del aborto” que regulan las distintas conductas tipificadas por afectar a la vida humana independiente, basando su régimen en las modificaciones introducidas por la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, reformada por la Ley Orgánica 11/2015, de 21 de septiembre, para reforzar la protección de las menores y mujeres con capacidad modificada judicialmente en la interrupción voluntaria del embarazo, vigente en la actualidad

¿Cuál es el bien jurídico protegido en el delito de aborto?

La constante polémica que existe en torno al aborto se debe a la estrecha vinculación que existe entre el feto y la embarazada.

De modo que aunque el bien jurídico protegido con el delito de aborto es la vida humana dependiente, es decir, la vida del feto, esta protección no es absoluta, ya que la ley tiene en cuenta otros bienes jurídicos como son la libertad, integridad física y dignidad de la madre.

En este sentido y para mantener el equilibrio entre todos los intereses en juego, el Código Penal adopta una postura intermedia, admitiendo así ciertas excepciones en las que el aborto queda despenalizado.

¿Qué entendemos por vida humana dependiente?

Está claro que la vida humana dependiente termina cuando el feto es expulsado o extraído del claustro materno, sin embargo existen más dudas sobre cuando comienza la vida humana dependiente.

Al respecto se han establecido dos teorías a efectos de considerar cuándo comienza la vida humana dependiente.

Sistema de indicaciones: considera que siempre prevalecen los derechos del nasciturius salvo se traten de casos particulares:

  • Indicación médica: cuando esté en peligro la salud o vida de la embarazada
  • Indicación ética: cuando tenga por finalidad proteger la dignidad de la mujer, como sería el caso de una violación.
  • Indicación eugénica: cuando exista la certeza de que el niño nacerá con graves anomalías físicas o psíquicas.

Sistema de plazos: considera que durante las doce primeras semanas se considera que el nasciturius (concebido no nacido) es todavía un embrión y no un feto, por lo que durante este tiempo siempre predominan los derechos de la mujer frente a los del nasciturus.

En nuestro derecho, con la Ley Orgánica 2/2010 se introduce un sistema mixto basado en un sistema de plazos que se complementa en un sistema de indicaciones.

¿Cuándo está permitido abortar?

De acuerdo al sistema mixto introducido por la LO 2/2010, el aborto está permitido:

  1. Hasta las 14 semanas de gestación: la mujer podrá abortar voluntariamente siempre que se le haya proporcionado previamente la información a la que se refiere el apartado 2 y 4 del art. 17 de la referida ley, relativa a sus derechos, prestaciones ya ayudas públicas y trascurran al menos tres días desde que recibe la información hasta que se le practique la intervención.
  1. Hasta las 22 semanas de gestación: siempre que se produzca alguna de las siguientes causas médicas:
  • Exista grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada y así conste en un dictamen emitido antes de la intervención por un médico especialista distinto del que la practique o dirija (no se exigirá el dictamen en caso de urgencia si existe riesgo para la vida de la embarazada)
  • Exista riesgo de graves anomalías en el feto y así conste en un dictamen emitido antes de la intervención por DOS médicos especialistas distintos del que la practique o dirija.
  1. En cualquier momento del embarazo: cuando se detecten:
  • Anomalías en el feto incompatibles con la vida y así conste en un dictamen emitido con anterioridad por un médico especialista distinto del que practique la intervención
  • Una enfermedad extremadamente grave e incurable en el feto en el momento del diagnóstico y así lo confirme un comité clínico.

¿Qué requisitos se exigen para abortar en los casos legalmente permitidos?

En cualquiera de los casos anteriores, en los que se permite el aborto, deberán cumplirse los siguientes requisitos:

  1. Que se practique por un médico especialista o bajo su dirección.
  2. Que se lleve a cabo en centro sanitario público o privado acreditado.
  3. Que se realice con el consentimiento expreso y por escrito de la mujer embarazada o, en su caso, del representante legal. El consentimiento debe ser libre, eficaz, prestado con anterioridad a la intervención y siempre que posea capacidad para ello.

No obstante, no será necesario el consentimiento de la embaraza en los siguientes casos:

  • Existe riego para la salud publica
  • Existe riego inmediato grave para la integridad física o psíquica del enfermo y no es posible conseguir su autorización, consultando, si es posible, a sus familiares o a las personas vinculadas.

Debemos recordar que cuando la embarazada sea una mujer de 16 o 17 años serán ellas quien deben prestar el consentimiento pero necesitaran el permiso de sus padres o tutores para ello (en caso de discrepancia entre los progenitores decidirá el juez).

¿Cuándo se considera delito el aborto?

Los casos en los que el aborto está penalizado se regulan por el Código Penal y entre ellos quedan tipificados:

EL ABORTO REALIZADO POR UN TERCERO SIN CONSENTIMIENTO

Se trata de la modalidad más grave del delito de aborto y aparece regulado en el art. 144 CP. Con él se castiga a quien practique un aborto a una mujer sin su consentimiento o se habiendo obtenido su consentimiento cuando éste fuera ineficaz, prestado por mujer incapaz, u se hubiera obtenido mediante violencia, amenaza o engaño.

En estos casos se trata de proteger tanto la vida del feto, como la libertad de la mujer embarazada.

Ahora bien, cuando el tercero creyera erróneamente que el consentimiento fue prestado de manera consciente, no se le sancionará por este delito pero sí por un delito de aborto doloso con consentimiento (art. 145.1 CP).

EL ABORTO DOLOSO REALIZADO POR UN TERCERO CON CONSENTIMIENTO

El apartado primero del art. 145 del CP castiga al tercero que practique un aborto con el consentimiento de la embarazada pero fuera de los casos legalmente previstos en la ley.

En estos casos no solo se sanciona al tercero que practica el aborto sino también a la mujer presta su consentimiento, siempre y cuando el consentimiento prestado fuera expreso, válido y anterior a la intervención, eso sí, castigándose a ésta por consentir con una pena menor que la prevista para quien lo ocasiona.

Además, la pena prevista para quien practique el aborto podrá agravarse cuando el juez los estime si el aborto se practicase fuera de un centro o establecimiento público o privado acreditado y, tanto en relación al tercero como a la mujer embarazada, la pena se agravará siempre, cuando el aborto se realice a partir de la semana 22 de gestación.

Con este delito lo que se trata de proteger en primera instancia es la vida del feto, e indirectamente la integridad y dignidad de la mujer, pero no su libertad ya que aquella ha prestado su consentimiento para abortar.

EL ABORTO DOLOSO PRODUCIDO POR LA EMBARAZADA

Por su parte, el segundo inciso del art. 145 del CP, con la finalidad de proteger la vida del feto, sanciona la misma conducta que el delito anterior pero en este caso cuando se produce por la embarazada, es decir, se castiga a la mujer que se produzca su propio aborto fuera de los casos permitidos por la ley.

Igualmente esta pena también se verá agravada cuando el aborto tenga lugar después de la semana 22 de gestación.

EL ABORTO DOLOSO REALIZADO SIN OBSERVAR LOS REQUISITOS LEGALES

El art. 145 bis del CP castiga al que dentro de los casos legalmente permitidos practique un aborto sin cumplir los requisitos exigidos por la ley, es decir:

  • Sin comprobar que la mujer haya recibido la información previa sobre los derechos, prestaciones y ayudas públicas a la maternidad
  • Sin haber transcurrido el periodo de espera de 3 días desde que es informada hasta que se practica la intervención
  • Sin contar con los dictámenes previos preceptivos
  • Se realice fuera de un centro o establecimiento público o privado acreditado.

La pena se agravará cuando el aborto se practique a partir de la semana 22 de gestación y podrá agravarse por decisión judicial cuando el requisito omitido fuera la práctica del aborto en un centro o establecimiento público o privado acreditado.

En este caso, la embarazada quedará exenta de responsabilidad penal (es lo que se conoce como “excusa absolutoria” por la que se excluye la punibilidad de la embarazada).

EL ABORTO POR IMPRUDENCIA GRAVE

El art. 146 del CP castiga al tercero, profesional o no, que ocasione un aborto por imprudencia grave, es decir, a aquel que por no observar las precauciones o normas de cuidado debidas acaba provocando el aborto de la embarazada. No obstante, cuando el autor sea un profesional sanitario la pena será más grave.

Aquí lo que se trata de proteger es tanto la vida humana dependiente como la integridad, dignidad y libertad de la embaraza, ya que la provocación del aborto se produce en contra de su voluntad.

Debemos tener en cuenta que solo se castiga la imprudencia grave, no sancionándose penalmente al causante de un aborto por imprudencia leve, sin perjuicio de que pueda imponérsele una sanción por la vía civil.

Sin embargo, quedan despenalizados los casos en que el aborto se produzca a causa de la imprudencia de la embarazada (“excusa absolutoria”).

¿Con qué penas se castiga el delito de aborto?

A continuación os dejamos un cuadro en el que se muestran las penas previstas por el Código Penal para las distintas modalidades del delito de aborto:

TIPO DE DELITO DE ABORTO

ARTÍCULO DEL CP

PENA PRINCIPAL

PENA ACCESORIA


ABORTO POR TERCERO SIN CONSENTIMIENTO


Art. 144


Prisión de 4 a 8 años

 
Inhabilitación especial para la profesión sanitaria de 3 a 10 años


ABORTO DOLOSO POR TERCERO CON CONSENTIMIENTO


Art. 145.1


Prisión de 1 a 3 años


Inhabilitación especial para la profesión sanitaria de 1 a 6 años

Fuera de un centro público o privado acreditado

Art. 145.1

Pena en su mitad superior facultativa

A partir de la semana 22

Art. 145.3

Pena en su mitad superior


ABORTO DOLOSO POR LA EMBARAZADA O LA EMBARAZADA QUE CONSIENTE


Art 145.2


Multa de 6 a 24 meses.

 

A partir de la semana 22

Art. 145.3

Pena en su mitad superior


ABORTO DOLOSO SIN OBSERVAR LOS REQUISITOS LEGALES


Art 145. 1 Bis


Multa de 5 a 12 meses


Inhabilitación especial para la profesión sanitaria de 6 meses a 2 años

Fuera de un centro público o privado acreditado

Art 145. 1 Bis

Pena en su mitad superior facultativa

A partir de la semana 22

Art 145.2 Bis

Pena en su mitad superior


ABORTO POR IMPRUDENCIA GRAVE


Art. 146


Prisión de 3 a 5 meses o multa de 6 a 10 meses

 

Por imprudencia profesional

Art. 146

Prisión de 3 a 5 meses o multa de 6 a 10 meses

Inhabilitación especial para la profesión, oficio o cargo de 1 a 3 años facultativa

 

¿Cuándo se produce la consumación del delito de aborto?

El delito de aborto castiga la acción dirigida a producir la muerte del feto, por lo que se trata de un delito doloso que exige para su consumación la muerte del feto, no obstante se admite la tentativa (salvo en el delito de aborto por imprudencia grave en cuyo caso deberá producirse el resultado)

¿Puede concurrir el delito de aborto con otros delitos?

Es posible que el delito de aborto entre en concurso con otros delitos, siendo los más frecuentes:

Concurso entre delito de aborto y el delito de lesiones o delito de homicidio de la embarazada:

  • Concurso real: si existe dolo sobre las lesiones o la muerte causada, en cuyo caso se aplicará la pena de ambos delitos.
  • Concurso ideal: si las lesiones o la muerte de la embarazada se producen de forma imprudente, aplicándose la pena del delito más grave en su mitad superior.
  • No hay concurso: si las lesiones o la muerte se dan de forma fortuita y solo se aplicará la pena del delito de aborto.

Concurso entre delito de aborto no consumado y delito de lesiones al feto o a la embarazada: existirá un concurso real entre el delito de aborto en grado de tentativa y el delito de lesiones al feto o a la embarazada, aplicándose la pena de ambos delitos.

Concurso entre delito de aborto con consentimiento: y los delitos a los que pueden dar lugar las amenazas, violencia o engaño empleados para obtener el consentimiento; o con el delito de intrusismo si quien practicara el aborto lo llevara a cabo sin título oficial de facultativo.

Concurso entre delito de aborto sin observar los requisitos legales: y el delito de falsedad documental, si el médico realiza cualquier tipo de informe o dictamen requerido de forma falsa.

 

Como puedes ver existen muchos casos en los que el aborto puede llegar a ser condenado penalmente, tanto si existe como si no consentimiento de la embarazada, pudiendo conllevar incluso a penas de prisión. Por eso tanto si has sido víctima como acusado de un delito de aborto, es importante que busques un buen especialista en derecho penal que te ayude a defender tus derechos.

Pedir Cita

Responsable: Aboga2 Lawyers Group & Global Marketing, SL siendo la Finalidad: poder contestarle al mensaje que envía con este formulario de contacto. La Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Podrá ejercer Sus Derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación enviando un email a info@aboga2.eu. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad.