Declarar como investigado. ¿Qué es?

ABOGA2 – Declaración como investigado - Es normal que cualquiera que reciba una carta certificada en la que se te informe que has sido citado a declarar ante el juez puede entrar en pánico y acabar hecho un mar de dudas sin saber qué hacer, qué le ocurrirá o si necesitará o no contratar un abogado.

Si te ocurre, lo primero que debes hacer es mantener la calma, y será recomendable que busques un abogado penalista que te informe de tus opciones, siendo una obligación acudir con abogado y procurador cuando se te cite como investigado en un procedimiento abreviado u ordinario.

En Aboga2 contamos con abogados 24 horas que como expertos abogados penalistas te guiarán y aconsejarán durante todo el proceso, ejerciendo tu defensa en el juicio.

¿En qué consiste la fase de investigación en el proceso penal?

La fase de investigación o instrucción es la primera de las fases del proceso penal, dirigida a realizar todas las actuaciones necesarias y recabar todas las pruebas relativas a la comisión de un delito y la identificación de su autor.

Además esta fase se dirigirá al aseguramiento de todas las personas que estén en peligro, de las responsabilidades civiles; de los objetos constitutivos de prueba en el juicio oral y de la presencia en juicio del investigado.

Si bien, dentro de esta fase podemos distinguir dos etapas:

  • Instrucción policial: la policía se encargará de practicar las primeras actuaciones, investigando los hechos de los que haya tenido conocimiento y puedan ser constitutivos de delito y recabando cuanta información y pruebas sea posible.
  • Instrucción judicial: una vez que la policía considere que existen indicios suficientes para considerar a alguien responsable de un delito, remitirá un atestado al Juzgado de Instrucción competente a fin de que se incoe el correspondiente proceso penal y se practiquen las diligencias de investigación que el Juez instructor estime oportunas.

Cuando la policía o el juez de instrucción consideren que no hay indicios suficientes para considerar la comisión de un delito o no hay autor conocido, se producirá el sobreseimiento y archivo de la causa.

 ¿Por qué es necesaria la declaración como investigado?

Entre los derechos fundamentales de los ciudadanos, el artículo 24 de la Constitución Española recoge el derecho a la tutela judicial efectiva; el derecho de defensa y el derecho a la presunción de inocencia de los ciudadanos.

De estos derechos se deriva el derecho del investigado a conocer los hechos realizados que se le atribuyen y la calificación jurídica de los mismos, a fin de poder defender sus derechos e intereses legítimos con todas las garantías de lo que se le acusa.

Esta comunicación al investigado debe hacerse en forma de auto judicial perfectamente motivado, en el que se hagan constar los hechos constitutivos del delito e indicios racionales de criminalidad, ya que se trata de una resolución judicial que decide sobre derechos fundamentales.

Y así se regula en el artículo 141 de la Ley Orgánica del Poder Judicial: “aquella resolución de carácter judicial que dicten los Juzgados y Tribunales cuando decidan incidentes o puntos esenciales que afecten de una manera directa a los imputados o procesados, responsables civiles, acusadores particulares o actores civiles”

Así mismo, el artículo 384 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal dispone: desde que resultare del sumario algún indicio racional de criminalidad contra determinada persona, se dictará auto declarándola procesada y mandando que se entiendan con ella las diligencias en la forma y del modo dispuesto en este título y en los demás de esta Ley.” 

¿Qué es ser investigado?

Con la Ley Orgánica 13/2015 se produce un cambio terminológico, y el “imputado” pasa a denominarse “investigado”.

El investigado es la persona a la que se le atribuye la comisión de uno o varios hechos delictivos, ya sea por la admisión a trámite de una denuncia –“denunciado”- o de una querella –“querellado”, o bien por la remisión al Juzgado de un atestado policial.

La condición de investigado se mantiene durante toda la fase de instrucción, en la cual los hechos que se le imputan serán objeto de investigación judicial, practicándose cuantas diligencias de investigación sean necesarias, para ver si existen indicios racionales de haber cometido el delito que permitan sostener la acusación contra el investigado

Sin embargo, aunque es frecuente confundirlos, es importante distinguir al investigado de los siguientes:

  • Procesado: su condición es similar a la del investigado, pero se utiliza en el procedimiento ordinario para referirse a la persona que está siendo investigada como presunta autora del delito durante la fase de instrucción – denominada sumario- desde el momento que recae sobre ella un auto o declaración formal de procesamiento.
  • Encausado: es lo que antes se denominaba “acusado”, y se refiere a aquel al que, una vez finalizada la instrucción y habiéndose solicitado la apertura del juicio oral, se le imputa judicialmente haber participado en la comisión del hecho delictivo porque los elementos recogidos durante la investigación le relacionan directamente con el delito perseguido.

¿Es lo mismo investigado que detenido?

La respuesta es que NO, pues el detenido es la persona que se encuentra privada de libertad de forma provisional por la autoridad competente por considerarle sospechoso de ser autor de un delito.

Hablamos de detención durante la fase policial, hasta que el detenido es puesto a disposición judicial, durante la cual la policía le tomará declaración policial. Y solo una vez es puesto a disposición judicial, pasa a denominarse investigado.

Pues recordemos que el investigado es parte del proceso, y solo adquiere esta condición una vez que el juez ha incoado el procedimiento contra él.

De forma que es posible ser detenido sin llegar a ser investigado, así como ser investigado sin haber sido previamente detenido (por la admisión a trámite de una denuncia o querella)

¿Qué significa declarar como investigado?

Cuando una persona es citada a declarar ante el Juez de Instrucción como investigado con asistencia de letrado, no significa que haya sido citado a la celebración del juicio, sino solo a que realice una declaración penal ante el Juez porque alguien ha interpuesto una denuncia o querella contra ella, o porque hubiera sido previamente detenido.

Esta es una de las diligencias de investigación practicadas en la fase inicial del proceso penal de carácter obligado, cuya finalidad es permitir al investigado que se explique para que el Juez de instrucción pueda analizar si se han llevado a cabo por aquel los hechos delictivos que se le imputan.

A la declaración ante el Juzgado deberás acudir asistido de abogado para garantizar desde el inicio tu derecho de defensa, y en ella te podrá preguntar primero el Juez, luego el Fiscal, seguido de la acusación particular y finalmente, el Abogado que haya asumido tu defensa.

En base a ello, y teniendo en cuenta el resto de diligencias de investigación practicadas, el Juez podrá dictar:

  • Auto de sobreseimiento o archivo: cuando considere que no existen motivos suficientes para considerar que se han realizado los hechos delictivos o que él no es el responsable
  • Auto de apertura del Juicio Oral: cuando el Juez estime que existen indicios racionales para considerarle responsable del delito que se le imputa.

Por lo general los jueces siempre admiten a trámite las denuncias y querellas, citando a declarar al investigado, por lo que si has sido citado a declarar, no te agobies porque no significa que necesariamente vayas a tener que ir a juicio. 

En caso de no asistir a la declaración con abogado se te designará uno de oficio, sin embargo desde Aboga2 te recomendamos que seas tú quien contacte con un abogado, ya que así podrás reunirte con él para preparar tu defensa y lo que declararás ante el Juez.

¿Es lo mismo la declaración ante la Policía que la declaración ante el Juez?

Dependiendo de cómo se haya iniciado el proceso penal, es posible que antes de la declaración ante el Juez de instrucción el investigado haya declarado antes en comisaría o no.

Cuando una persona es detenida o citada por la policía a declarar en comisaría, puede elegir declarar o no ante la Policía, pero en cualquier caso, deberá prestar declaración ante el Juez instructor, en cuyo caso ya no recibirá una citación judicial (a diferencia de lo que ocurre cuando el procedimiento se inicia por denuncia o querella interpuesta por la víctima o del Fiscal).

El detenido, haya o no declarado en comisaría, trascurrido un máximo de 72 horas desde su detención pasará a ser puesto a disposición judicial por la policía ante el Juez de Guardia para que le tome declaración.

Si bien, aunque normalmente en comisaría se recomienda al detenido acogerse a su derecho de no declarar (salvo que el investigado hubiera sido citado a declarar ante la policía o la guardia civil), sí es conveniente hacerlo ante el Juez, ya que habrás podido preparar la declaración con tu abogado, quien te orientará sobre cómo y qué tienes que decir.

La declaración ante la policía no tiene validez como prueba en el juicio y el investigado no debe estar condicionado en su declaración ante el juez por lo que dijo previamente ante la policía. Sin embargo, si has declarado en comisaría en tu contra, tu abogado te orientará para evitar contradicciones y que el cambio de versión resulte convincente.

En Aboga2 contamos con abogados con experiencia en asistir tanto en declaraciones en comisaría como ante el Juez de instrucción, orientándote y preparando tu declaración para garantizarte la mejor defensa posible.

¿Qué es la citación judicial para declarar como investigado?

La citación judicial para declarar como investigado es una notificación procedente del Juzgado de instrucción que en su caso corresponda dirigida al investigado para que comparezca en sede judicial a prestar declaración ante el juez instructor en la fecha y hora indicadas.

¿Qué debe contener la cedula de citación?

Tal y como estable el artículo 175 LECrim, la cédula de citación deberá contener:

  • El Juez, Tribunal o Secretario judicial que emite la citación
  • La clase de resolución en la que se acuerda la citación, la fecha de ésta y el número de procedimiento.
  • Nombre, apellidos y domicilio del investigado
  • El motivo de la citación y la calidad en la que se le cita (investigado)
  • Lugar, día y hora en que el citado debe acudir a la sede judicial
  • La advertencia de la obligación de concurrir, así como las consecuencias judiciales en caso de no hacerlo.

¿Cómo se me notificará la citación judicial?

Como regla general la cédula de citación se enviará al domicilio del investigado. No obstante, si éste no tuviera domicilio conocido la notificación podrá hacerse en el Juzgado o por edictos.

En el caso de que el investigado no se hallara en el domicilio, se le entregará a cualquier pariente o familiar, mayor de 14 años que se encontrara en el domicilio, o en su defecto, a los vecinos más próximos, que están obligados a entregársela bajo pena de multa.

¿Qué implicaciones tiene ser citado a declarar judicialmente?

La citación a declarar como investigado puede darse en dos supuestos distintos:

  • Citación a declarar judicialmente por delitos leves: cuando se te cite por un delito leve, puede ser que se te cite para practicar una primera declaración ante el Juez de guardia, o bien que se te cite directamente para la celebración inmediata del juicio ante ese Juzgado, estando obligado a declarar como investigado en ese mismo acto. 
  • Citación a declarar judicialmente por delitos que inician un Procedimiento Abreviado (delitos con penas de hasta 9 años de prisión) o un Procedimiento Ordinario  (delitos con penas de más de 9 años de prisión): la citación será siempre para prestar declaración ante el Juzgado de Instrucción, y en su caso, una vez finalizada la instrucción podrás volver a ser citado para acudir a la celebración del juicio en el Juzgado que corresponda.

¿Debo acudir a declarar con Abogado?

Sobre la obligación de acudir a la declaración con asistencia letrada o no es necesario diferenciar:

  • Citación a declarar judicialmente por delitos leves: en estos casos se informará al investigado de su posibilidad de asistir acompañado de abogado. Aunque no es obligatoria acudir con abogado, si es recomendable, ya que el abogado podrá aconsejarte  ayudarte ejerciendo tu mejor defensa.

Con carácter excepcional, será obligatoria la asistencia de abogado, cuando el enjuiciamiento sea por delitos leves que lleven aparejada una pena de multa cuyo límite máximo sea de al menos 6 meses.

  • Citación a declarar judicialmente por delitos que inician un Procedimiento Abreviado o un Procedimiento Ordinario: en ambos casos el investigado deberá comparecer a declarar asistido por un abogado.

¿Qué ocurre si estando citado no comparezco?

La citación judicial es de obligado cumplimiento, es decir, el investigado que la reciba tiene la obligación de comparecer ante el juez a declarar, con las correspondientes consecuencias jurídicas en caso de no hacerlo:

  • Citación a declarar judicialmente por delitos leves: si el investigado no acude en la fecha y hora ante el juzgado en que fue citado, podrá ser castigado con la pena de multa de 200 euros a 2.000 euros.
  • Citación a declarar judicialmente por delitos que inician un Procedimiento Abreviado o un Procedimiento Ordinario: en estos casos, la no comparecencia del investigado a declarar, se sancionará con 200 a 5.000 euros de multa si fuera la primera citación, o tras un segundo llamamiento, incluso con pena de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 24 meses por un delito de obstrucción a la justicia. Además el juez dictará una orden de búsqueda y detención.

¿Qué derechos tiene el investigado?

Si has acabado como investigado en un proceso judicial es necesario que conozcas los derechos que te asisten como tal:

  1. Derecho a ser informado de los hechos que se le atribuyan: deberás ser informado de modo comprensible y con grado de detalle suficiente de los hechos delictivos que se te imputan así como de cualquier modificación de los mismos o en el objeto de la investigación, para para que puedas ejercitar tu efectivo derecho de defensa.
  2. Derecho a examinar las actuaciones con la debida antelación para salvaguardar el derecho de defensa y en todo caso, antes de que se te tome declaración.
  3. Derecho a actuar en el proceso penal para ejercer tu derecho de defensa de acuerdo con lo dispuesto en la ley.
  4. Derecho a designar libremente abogado
  5. Derecho a solicitar asistencia jurídica gratuita, a ser informado sobre el procedimiento para hacerlo y condiciones para obtenerla.
  6. Derecho a la traducción e interpretación gratuitas 
  7. Derecho a guardar silencio y a no prestar declaración si no deseas hacerlo, y a no contestar a alguna o algunas de las preguntas que se te formulen.
  8. Derecho a no declarar contra ti mismo y a no confesarte culpable.

En Aboga2 somos conscientes de la inquietud que puede conllevar recibir una citación para declarar como investigados, por eso ponemos a tu disposición nuestro equipo de abogados  especialistas en procedimientos penales, que podrán asistirte y orientarte antes y durante tu declaración, y ejercer tu defensa durante todo el procedimiento, llegando a ejercer tu defensa en juicio.

Valoración

Conoce nuestros despachos

Si estás buscando un abogado de plena confianza, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
Te aseguramos completa discreción y trato exclusivo.

Con la sede central en Madrid tenemos además despachos en Alcalá de Henares, Tres Cantos, Salamanca, Ciudad Rodrigo. Si nos necesitas en otra localidad, no te preocupes que te atendemos en todo el territorio nacional. Tus abogados de confianza

Quiero pedir cita

Responsable: Aboga2 Lawyers Group & Global Marketing, SL siendo la Finalidad: poder contestarle al mensaje que envía con este formulario de contacto. La Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Podrá ejercer Sus Derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación enviando un email a info@aboga2.eu. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad.