T1C1

TÍTULO I. JURISDICCIÓN CIVIL

CAPÍTULO I. DILIGENCIAS PRELIMINARES, INCIDENTES Y PROCEDIMIENTOS DE RECLAMACIÓN DE HONORARIOS DE ABOGADO, ARBITRAJES, JUICIOS

Diligencias preliminares

Por la solicitud de cualquier diligencia preliminar, así como su oposición a la misma, se aplicará la Escala bien sobre el importe de la caución que, en su caso, acuerde el órgano judicial para acceder a las mismas; o bien sobre la trascendencia atribuible a la diligencia si fuera valuable, o bien se podrá aplicar a estas actuaciones hasta un 25% de los honorarios que corresponderían al pleito que con dichas diligencias se pretenda preparar, o sobre cuantía indeterminada (cuando no se pueda determinar la trascendencia económica real de aquél).

Incidentes y Procedimientos de Reclamación de Honorarios de Abogados

  1. Cuestiones incidentales. Se entenderán incluidas en éstas:
    1. Declinatorias;
    2. Recusación de Jueces, Magistrados, Secretarios, Oficiales, Agentes Judiciales, y otros miembros de la Administración de Justicia y Peritos;
    3. Cuestiones prejudiciales;
    4. Acumulación de procesos;
    5. Nulidad de Actuaciones;
    6. Reconstrucción de Autos;
    7. Tacha de testigos, peritos, etc.;
    8. Cualquier otra cuestión incidental.

Para calcular los honorarios por la intervención en las cuestiones incidentales, se podrá aplicar hasta un 20% de la Escala, sobre la cuantía del incidente, si la tuviere.

Valor de referencia 500 €.

Las cuestiones de competencia por Declinatoria y los incidentes de Nulidad de Actuaciones se considerarán, en principio, como de interés económico indeterminable, pudiéndose incrementar prudentemente el porcentaje de la Escala indicado en atención a las circunstancias del caso y la cuantía subyacente en el procedimiento principal.

Si se celebrara Vista en el procedimiento incidental, se podrán incrementar los honorarios en hasta un 50%.

Valor de referencia por la Vista oral, 500 €.

B) Incidente de impugnación de honorarios por excesivos.

Por la intervención del Letrado impugnante o defensor de los honorarios impugnados, el valor de referencia será de 150€. No se atenderá al importe de los honorarios impugnados.

C) Incidente de impugnación de honorarios por indebidos.

Se aplicará hasta el 20% de la Escala sobre la cuantía de las partidas impugnadas. Valor de referencia 500€.

D) Procedimiento de Cuenta de Abogado (para reclamación de honorarios).

En el caso de que el demandado pague tras el requerimiento, el valor de referencia será de 500€.

Si en lugar de proceder a abonar los honorarios, el demandado los impugnara, se aplicará hasta un 20% de la Escala sobre la cuantía de los honorarios pretendidos o los fijados en la resolución judicial que resuelva el procedimiento, dependiendo de cual sea el interés de cada una de las partes.

Arbitrajes.

1) En el proceso para formalizar judicialmente el compromiso de arbitraje, se aplicará hasta el 30% de la Escala sobre la cuantía del arbitraje.

2) En la oposición al arbitraje, ante el Colegio Arbitral, se aplicará hasta el 10% de la Escala sobre la cuantía del arbitraje.

3) En los Recursos de Revisión y de Anulación del Laudo, se aplicará la Escala sobre la cuantía del Laudo Arbitral.

4) En los procedimientos para obtener la ejecución forzosa del laudo, se tomará en consideración lo indicado para la ejecución civil.

Juicio Ordinario.

Por toda la tramitación del juicio hasta Sentencia -incidentes y recursos excluidos- se considerará un valor de referencia de 3.000,00 € o, si fuera superior, lo que pudiera resultar de aplicar la Escala a la cuantía o interés económico discutido en el pleito.

En aquellos casos en los que el interés económico en litigio resulte imposible de calcular, ni siquiera de modo aproximado o relativo, se tomará como base para el cálculo la establecida con carácter general para los asuntos de “interés económico indeterminable” y sobre la misma se aplicará la Escala. Todo ello sin perjuicio de lo establecido a continuación.

JUICIOS ORDINARIOS POR RAZON DE LA MATERIA

1.- Los asuntos sobre derechos honoríficos, sobre el honor, intimidad y propia imagen, o tutela de otros derechos fundamentales, se considerarán en principio como de “interés económico indeterminable”.

No obstante ello, cuando se reclamen indemnizaciones económicas, se atenderá al importe de las mismas, siempre que hayan sido fijadas sobre bases objetivas y las mismas sean superiores a 18.000 euros.

2.- En los asuntos sobre Impugnación de Acuerdos Sociales de las Sociedades Mercantiles.

  1. Se atenderá, de manera prioritaria, al contenido económico de los acuerdos impugnados, siempre que éste sea claramente evaluable. En otro caso y particularmente cuando la impugnación del acuerdo lo sea por razones puramente formales (tales como los defectos de convocatoria, la vulneración del derecho de información, etc.) el asunto se considerará en principio como de “interés económico indeterminable”, sin perjuicio de que puedan modularse los honorarios, de manera prudencial, en atención a la complejidad del asunto, el trabajo realizado, las consecuencias prácticas del mismo y el grado de responsabilidad asumido por el Letrado, en atención a la relevancia de la sociedad en el mundo económico-financiero y de los demás factores concurrentes.
  2. Cuando la impugnación se refiera a partidas concretas de las Cuentas Anuales, la base de cálculo se entenderá determinada por el importe de las partidas impugnada.
  3. Si se impugnan en su conjunto las Cuentas Anuales del Ejercicio y dicha impugnación no es por razones meramente formales, sino de fondo, se podrá acudir como base de cálculo de los honorarios al importe de los fondos propios, o a la cantidad objetiva indicada para los asuntos de cuantía indeterminable, si aquél importe fuera inferior; todo ello en relación al concreto ejercicio de que se trate y siempre que no arroje un resultado objetivamente desproporcionado. En los supuestos en que el resultado obtenido sea negativo, se podrá atender a la referencia de cuantía indeterminada, siempre teniendo en cuenta la trascendencia económica real para las partes, así como la importancia del objeto social, el ámbito de actuación de la entidad, y el número y calidad de los socios, en el plano económico-financiero.
  4. Todos los criterios anteriores se aplicarán con especial prudencia y moderación, y bajo criterios realistas, a fin de evitar que los accionistas minoritarios puedan verse virtualmente privados de su derecho a la impugnación de los acuerdos sociales.

3.- Sobre competencia desleal, propiedad industrial, propiedad intelectual y publicidad.

Si versan sobre la reclamación de una determinada cantidad, se considerará ésta como base, salvo que haya sido fijada a tanto alzado y sin determinación de las bases para su cálculo, en cuyo caso, el asunto podrá considerarse en principio como de “interés económico indeterminable”. No obstante, si existen en las actuaciones parámetros objetivos de referencia para poder determinar la trascendencia real del asunto (tales como el importe de la producción a la que se refieran los actos de competencia desleal denunciados, el valor de los elementos de propiedad industrial o intelectual objeto de litigio, el coste de la publicidad controvertida o las consecuencias de la misma, etc.) podrán ser tenidos en cuenta para fijar la base de cálculo de los honorarios, la cual deberá ser siempre acorde con el interés real que pueda atribuirse racionalmente al asunto.

4.- Sobre condiciones generales de la contratación.

En estos casos:

  1. Se estará a la cuantía del contrato si ésta es determinable y el litigio afecta a la relación contractual en su conjunto. En otro caso, se considerará el valor de la cláusula impugnada, si tuviera valor determinable, o subsidiariamente, el asunto se considerará como de “interés económico indeterminable”, si bien los honorarios podrán minorarse si de la aplicación de este criterio resultase una cifra desproporcionada en relación con el objeto litigioso.
  2. Se podrá considerar un incremento prudencial en los honorarios si el asunto, con independencia de su cuantía, afecta a una pluralidad de interesados, si el resultado del litigio tiene especial relevancia en el orden práctico, si puede generar consecuencias para los consumidores y usuarios en general, o si determina la modificación de futuros contratos de adhesió

5.- Sobre arrendamientos urbanos o rústicos de bienes inmuebles, salvo que versen sobre el desahucio por falta de pago o expiración del término.

A falta de otros criterios objetivos de referencia para poder determinar la verdadera trascendencia real del litigio, se tomará como base de cálculo de los honorarios el importe de una anualidad de renta, siempre que ésta sea acorde con las circunstancias del mercado arrendaticio, ya que si, por el contrario, dicha renta puede considerarse desfasada, se atenderá al promedio de los precios reales de mercado del momento en el que hayan de calcularse los honorarios, ya que en muchos de estos procedimientos el interés real de las partes es inversamente proporcional a la cuantía de la renta, de modo que cuanto menor sea ésta, mayor será el interés del arrendador por resolver el contrato y el del arrendatario por mantener la relación arrendaticia.

6.- Sobre retracto.

Se aplicará la Escala sobre el valor de la cosa objeto del retracto en el momento de interponerse dicha acción, si bien, si por el tiempo transcurrido o por otras circunstancias hubiera mucha diferencia entre dicho valor y el precio por el que se ejercitaba la acción, tal circunstancia habrá de ser tenida en cuenta.

7.- Sobre acciones de la Ley de Propiedad Horizontal.

Salvo que la trascendencia económica real del interés en litigio sea claramente determinable, en cuyo caso se estará a dicha base de cálculo, estos procesos se considerarán en principio como de “interés económico indeterminable”, pudiendo incluso ser moderados hasta en un 50% los honorarios resultantes, si racionalmente el asunto no tiene una especial relevancia práctica o complejidad.

En caso de impugnarse determinadas partidas del presupuesto o de las cuentas, se tomará como base a efectos del cálculo de los honorarios el importe de las partidas impugnadas.

Juicio verbal

Por toda la tramitación del juicio hasta Sentencia – incidentes y recursos excluidos- se considerará un valor de referencia de 1.500 € o, si fuera superior, lo que pudiera resultar de aplicar la Escala a la cuantía o interés económico discutido en el pleito.

En aquellos casos en los que el interés económico en litigio resulte imposible de calcular, ni siquiera de modo aproximado o relativo, se tomará como base para el cálculo la establecida con carácter general para los asuntos de “interés económico indeterminable” y sobre la misma se aplicará la Escala. Todo ello sin perjuicio de lo establecido a continuación.

JUICIOS VERBALES POR RAZON DE LA MATERIA.

1) Sobre recuperación de la posesión de fincas rústicas o urbanas dadas en arrendamiento o aparcería por expiración del plazo contractual.

Se tomará como base de cálculo de los honorarios el importe de una anualidad de la renta o merced, siempre que ésta sea acorde con las circunstancias de mercado, ya que en caso contrario se atenderá al promedio de los precios reales de mercado del momento en el que hayan de calcularse los honorarios, teniendo en cuenta que en los contratos más antiguos el interés real de las partes puede ser inversamente proporcional a la cuantía de la renta o merced.

2) En los procesos de Desahucio de Finca por Falta de Pago:

  1. En los que el arrendatario satisfaga las rentas o cantidades debidas asimiladas a la renta (consumos de servicios, impuestos y arbitrios, etc), enervando el desahucio, se tomará la cantidad satisfecha como base de cálculo de los honorarios, aplicándose la Escala hasta en un 50%. Valor de referencia, 1.000,00 euros.
  2. Si el demandado no se opone y desaloja el inmueble en el plazo concedido al efecto, se aplicará hasta el 50% de la Escala, sobre la base de las cantidades debidas, atendiendo siempre a la complejidad, trabajo efectivamente realizado, y demás factores que han de sopesarse a la hora de fijar el importe de los honorarios, debiendo primar una aplicación no matemática de la Escala. Valor de referencia 1.000€.
  3. Si el demandado se opone y se celebra la Vista, se aplicará hasta el 100% de la Escala sobre la base de la anualidad de renta, en atención a las circunstancias concurrentes. Valor de referencia 1.500 €.
  4. En los casos de acumulación de la acción de desahucio por falta de pago y la de reclamación de rentas, se tomará como base de cálculo la suma de la renta anual más las rentas reclamadas (entendiendo incluidas las devengadas durante la tramitación del procedimiento hasta la Resolución que ponga fin al mismo).

3) Sobre la recuperación de la posesión de finca rústica o urbana cedida en precario.

Se tomará como referencia el promedio de los precios en arrendamiento de inmuebles análogos, considerando como base de cálculo el equivalente a lo que supondría una anualidad de renta; o bien, se considerará el asunto como de “interés económico indeterminable”, si esto último arroja unos honorarios superiores.

4) Sobre la puesta en posesión del heredero de los bienes adquiridos por herencia.

Se tomará como base de cálculo el valor real de la tenencia o posesión, si puede de algún modo determinarse.

5) Sobre tutela sumaria de la tenencia o posesión de cosas o derechos, frente a su despojo o perturbación.

Se tomará como base de cálculo el valor real de la tenencia o posesión, si puede de algún modo determinarse.

6) Sobre la decisión sumaria de suspensión de una obra nueva.

Se tomará como base de cálculo el valor real de los intereses o derechos afectados, si pueden de algún modo determinarse, teniendo en cuenta, en su caso, la caución que se fije judicialmente para la continuación de la obra, o cuantos otros datos objetivos puedan servir para determinar la trascendencia real del asunto, tales como el tiempo que dure la paralización, el coste de la mano de la obra, los gastos financieros, los perjuicios de todo orden que se puedan ocasionar a la partes, etc.

A falta de dichos datos, podrá tomarse como base de cálculo hasta la cuarta parte del presupuesto de la obra, o bien, se considerará el asunto como de “interés económico indeterminable” si esto último arroja unos honorarios superiores.

7) Sobre la decisión sumaria de demolición o derribo, en los casos de ruina.

Se tomará como base de cálculo el valor real de la cosa que se deba derribar o demoler, más los gastos derivados de dicho derribo o demolición; o, si es determinable y resulta de mayor importe, la cuantía de los daños que se pretendan evitar.

A falta de datos concretos sobre todo lo anterior, se considerará el asunto como de “interés económico indeterminable”.

8) Sobre efectividad de los derechos reales inscritos frente a quienes se opongan a ellos o perturben su ejercicio.

Se estará al valor real del derecho, si resulta determinable.

9) Sobre alimentos.

Se tomará como base de cálculo el importe de una anualidad de los alimentos reclamados. Valor referencia mínimo 1.500,00 euros

10) Sobre rectificación de hechos inexactos y perjudiciales.

Se considerarán estos asuntos como de “interés económico indeterminable” salvo que conste claramente el coste de la rectificación o la transcendencia práctica y repercusión económica efectiva de aquello que sea objeto de la misma, siempre y cuando la consideración de estos últimos factores arroje unos honorarios superiores.

11) Sobre decisión judicial sumaria sobre incumplimiento por el comprador de obligaciones derivadas de contratos inscritos en el Registro de Venta a Plazos de Bienes Muebles, o de recuperación del bien en caso de contratos de arrendamiento financiero o de venta a plazos con reserva de dominio inscritos en el Registro de Venta a Plazos de Bienes Muebles.

Se tomará como base de cálculo la parte del precio pendiente de pago en el momento de formularse la demanda, o, si consta, el importe de la ejecución que se pretenda dirigir contra el bien adquirido o financiado a plazos.

En caso de que no hubiera oposición, se aplicará la Escala hasta en un 75%; en otro caso, se aplicará la Escala hasta en un 100%.

12) Tercería de dominio y de mejor derecho.

En la tercería de dominio se aplicará la Escala tomando como base la suma por la que se trabó el embargo que se pretende alzar, con el límite del valor del bien litigioso.

En las tercerías de mejor derecho, se atenderá a la suma por la que se trabó el embargo discutido, con el límite del importe del crédito que se pretende con mejor derecho.