Acusación particular

Se entiende por acusación particular aquellos procesos penales que se inician por lo general, o ante un tribunal, por un individuo o una organización privada (tales como una asociación de procesamiento) en lugar de ser iniciada por un fiscal que representa al Estado.

¿Sobre que delitos puedes presentar una acusación particular?

  • Delitos contra la vida humana independiente. Homicidio. Asesinato. Auxilio e inducción al suicidio.
  • Delitos contra la vida humana dependiente. Aborto.
  • Delitos contra la salud y la integridad corporal: lesiones.
  • Delitos contra la libertad. Detenciones ilegales y secuestros.
  • Torturas y otros delitos contra la integridad moral. Trata de seres humanos.
  • Delitos contra la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad de domicilio.
  • Delitos contra el patrimonio y el orden socio económico.
  • Delitos contra la salud pública: delitos relativos al tráfico de drogas.
  • Delitos contra la seguridad vial.
  • Delitos contra las relaciones familiares.
  • Delitos de falsedad.
  • Delitos contra el honor.
  • Delitos contra la Administración Pública.
  • Delitos contra la Administración de Justicia.
  • Delitos contra la ordenación del territorio.
  • Delitos contra el patrimonio histórico.
  • Delitos contra los recursos naturales.
  • Delitos relativos a la protección de la flora y la fauna.
  • Delitos relativos a la caza y la pesca.

¿Cuál es la parte acusadora?

Acusador particular es la persona, distinta al Ministerio Fiscal, que ejercita la acción penal como parte acusadora ante los hechos que revisten los caracteres de delito (delitos públicos, semipúblicos o privados) y generalmente representa los intereses de la víctima o del ofendido por el delito.

¿Qué se entiende por acción en derecho penal?

La acción penal es aquella que se origina a partir de un delito y que supone la imposición de un castigo al responsable de acuerdo a lo establecido por la ley. De esta manera, la acción penal es el punto de partida del proceso judicial.

¿Qué es la acusación popular?

La acción o acusación popular es una figura procesal penal que concede legitimación activa, esto es, la facultad de ser parte demandante o acusadora en un juicio, a cualquier persona que invoque el quebrantamiento de la ley por parte del acusado, sin que necesite justificar su interés procesal en haber sufrido un daño particular causado por el agente de la conducta denunciada.

Diferencias entre acusación particular y popular

La acusación particular es la que corresponde a aquella parte que acredita, de forma plena, su condición de perjudicada directa por los hechos objeto de investigación judicial. Así, resulta imprescindible, al efecto de realizar esta personación, fundamentar de modo fehaciente que se ha producido un daño en un bien jurídico propio y exclusivo de quien interesa la personación como consecuencia de la materialización del delito. Así se expresa la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim.), para la que las condiciones de perjudicado y de acusador particular se hallan imbricadas (artículo 110 LECrim.). Existe un plazo para interesar la personación, en todo caso, antes del trámite de calificación del delito. Si el daño resulta evidente para el Juzgado, éste mismo realizará un ofrecimiento de acciones al perjudicado, invitándole a personarse en la causa. En otras ocasiones, corresponde al propio perjudicado acreditar esta condición ante el Juzgado, pues no siempre se realiza en la práctica este ofrecimiento de acciones. El perjudicado, además, puede optar por ejercitar de forma conjunta la acción penal y la acción civil derivada del delito (para exigir una indemnización por los hechos), o bien ejercitar únicamente la acción civil ex delicto, denominándose actor civil a la parte perjudicada que ejercita sólo esta acción indemnizatoria. La acusación popular se diferencia de la anterior en que la razón de su personación en el procedimiento no obedece a un daño que se le cause directamente, sino que viene a representar un interés, susceptible de amparo jurisdiccional, pero siempre difuso, es decir, no posible de ser circunscrito a un sola persona, sino a bienes jurídicos o principios de alcance supraindividual o de interés general. La LECrim. habilita el ejercicio de este tipo de personación acusatoria al disponer que la acción penal es pública (artículo 101). Ha sido y es objeto de discusión si la acusación popular se encuentra en una situación de plena igualdad procesal respecto de la acusación particular, a los efectos del ejercicio de la acción penal, y si la acusación se puede mantener sólo en presencia de la acusación popular y en defecto de otros acusadores, obrando muy recientes ejemplos de que sí existe dicha equiparación o suficiencia de la acusación popular para ejercitar frente a un acusado, sin el respaldo de otras partes, la acción penal y mantener con ello viva la acusación.

Otras preguntas

¿CÓMO ES LA ESTRUCTURA JUDICIAL EN LA ACUSACIÓN PARTICULAR ?

La persona víctima de un delito, puede ejercer la acusación particular por el artículo 110 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, a través de la personacion en la causa con el objetivo de la defensa de sus derechos.
El Estado es el actor protagonista encargado de ejecutar la acusación hacia el responsable del delito, a través del Ministerio Fiscal. A la vez que el fiscal formula la acusación, la víctima de un delito puede realizar la acción penal en el procedimiento, lo que llamamos “acusación particular

¿CÓMO PROCEDE UN ABOGADO DE LA ACUSACIÓN PARTICULAR?

Cuando la víctima de un delito o perjudicado de un delito formule una acusación particular, se realizará a través de su abogado. Para respaldar la acusación,su letrado podrá presentar pruebas, estar presente la declaración de los testigos, asistir a juicio y tramitar el escrito de acusación particular.

Gracias a este derecho, y a través de su abogado, se garantiza que además de participar en todo el proceso, conocerá los avances del fiscal. El abogado se preocupará porque su defensa sea efectiva, y en fin último, conseguir una sentencia condenatoria.

Hay que tener en cuenta que en la acusación particular, no solo se consigue la condena del responsable del delito, sino que además se pueden conseguir más penas e incluso una indemnización por haber sido víctima.

¿Cómo puede ayudarte Aboga2?

En Aboga2 podemos luchar para conseguirte la máxima pena por la perdida de tu familiar a causa de un delito.

Estaremos pendiente de tu caso en todo momento, informándote de todos los detalles que a veces son difíciles de seguir incluso  desde la fiscalía.

v

Ten la conciencia tranquila de haber hecho todo o posible por resarcirte por todo el daño que te han causado.

No olvides que por ser víctima de un delito, podrías obtener una indemnización, en Aboga2 procuramos que nuestro cliente perciba lo que es justo.

ESTÁS A TIEMPO

Solicita una cita en nuestro despacho.