CAIDA EN AUTOBUS

Hoy vamos a hablar de casos reales, caidas en autobus, que suceden más frecuentemente de lo que imaginamos y que quizá por falta de conocimiento no reclamamos.

El caso que expondremos hoy es un cliente que acude a nuestro despacho de abogados después de haber consultado a otros abogados y nos expone que su padre, un señor mayor, con edad avanzada, se ha subido en un autobús con tan mala fortuna que cuando el autobus ha arrancado el padere de neustro cliente ha sufrido una caida en el autobus y se ha roto la cadera.

Resultado de imagen de autobus madrid                                              Londres, Autobus, Rojo, Ciudades

Hasta ese momento sólo encontramos una caida en autobus pero lamentablemente el padre de nuestro cliente tuvo que ser operado por esa rotura de cadera y días después lamentablemente falleció.

Las  preguntas que nos hacemos son:

1.- ¿Tiene derecho nuestro cliente a una indemnización por esa caída en Autobus?

2.- En caso de tener derecho a una indemnización ¿por qué tiene derecho a indemnización por la caida en Autobús o por el posterior fallecimiento en el Hospital?

En el caso que nos encontramos el conductor del autobús no tenía culpa ya que el accidente fue fortuito, es decir, el autobús arrancó y lamentablemente el pasajero sufrió una caida en el autobús que le produjo una rotura de cadera. El conductor del autobús actuó con absoluta diligencia ya que llamó a los servicios de urgencia y manifestó que un pasajero había sufrido una caida en el autobús, acudió  la ambulancia y ésta trasladó al pasajero tras la caida del autobus al hospital siendo el diagnostico “rotura de cadera”.

 

1.- ¿Tiene derecho nuestro cliente a una indemnización por esa caída en Autobus?

Consultado el caso a otros abogados nos manifestaban que no existía derecho a indemnización alguna ya que el conductor del autobús había actuado con el cuidado exigible y el accidente había sido fortuito. Pues bien, esos abogados cometieron un grave error ya que existe derecho a indemnización aunque el accidente haya sido fortuito. Nuestro cliente tiene derecho a una indemnización aunque el conductor haya conducido con cuidado y no haya realizado ninguna conducción brusca.

 

2.- ¿A cuánto ascenderá la indemnización por la caida en Autobus?

Pues bien, esta es otra gran pregunta y la respuesta es a más de 36.000 euros. ¿porqué? Volvemos a preguntar a otros compañeros abogados que no están familiarizados con las caidas en autobus y nos manifiestan que ellos sólo reclamarían por las lesiones sufridas dícese la “rotura de cadera” pues bien nosotros somos partidarios de reclamar por el fallecimiento ya que si no se hubiera producido esa caida en el autobús no se habría producido la operación y por tanto no se habría producido el fallecimiento.

 

3.- ¿Quién tiene razón los abogados que sólo reclaman por las lesiones sufridas en la caida de autobus o los que reclaman por el fallecimiento?

Pues los Juzgados parece que dan la razón al abogado Jesus Angel Lorenzo González y así nos encontramos por ejemplo Sentencia del año 2007 dictada por  la Audiencia Provincial de Salamanca de la que transcribimos un extracto a continuación si bien antes te recordamos que puedes contactar con nosotros en el correo info@aboga2.eu o bien en el teléfono 91 570 42 34

Extractos de Sentencia Audiencia Provincial de Salamanca de año 2007

“La sentencia apelada recoge en su fundamento de derecho tercero una relación de hechos, que han resultado admitidos por las partes, y que expresa que el día 30 de noviembre de 2004, sobre las 10,15 horas, LA PASAJERA, nacida el 11 de mayo de 1927 (76 años), que deambulaba de manera habitual con bastón, subió al autobús de transporte urbano matrícula XXXX (núm. 11), propiedad de la empresa XXXXX, que tenía concertado con la aseguradora XXX póliza de seguro obligatorio de viajeros con
núm. XXXX, en vigor en dicha fecha. LA PASAJERA se subió al autobús en la primera parada de la Avenida de Los Madroños, y al iniciarse la marcha se cayó, siendo trasladada al Hospital Clínico Universitario, donde se apreció una fractura subcapital de cadera izquierda.
También se apreció un hematoma en hombro izquierdo. Al cabo de unos diez días y ante el riesgo grave para su vida que suponía someter a la misma a una operación quirúrgica, debido a un estado general previo muy deteriorado, fallece como consecuencia de un fallo multiorgánico, el XXX. Estaba casada y tenía dos hijos mayores de edad. Como antecedentes personales padecía hepatopatía crónica- cirrosis, de etiología no filiada, posible hepatitis B.

…..

En consecuencia, si el ingreso hospitalario se debió exclusivamente a la rotura de la cadera izquierda, pese a los antecedentes personales que denotaban un padecimiento que afectaba al sistema orgánico hepático (hepatopatía crónica- cirrosis, de etiología no filiada, posible hepatitis B), que impidieron abordar con éxito una intervención quirúrgica para remediar aquélla, lo que resulta evidente es que la rotura de la cadera fue el desencadenante causal para propiciar una progresión acelerada de la enfermedad que ya se padecía, por lo que si el fallecimiento se produjo por la agravación de tal enfermedad, al estar asimilada “ex lege” a consecuencia del accidente -caída en el autobús -, no resultan admisibles las consideraciones que hace la sentencia para moderar la responsabilidad, al amparo del art.
1103 del CC , pues la enfermedad padecida ex ante no puede desvirtuar la aplicación de la totalidad de la indemnización, contemplada como cantidad única, cuando al agravamiento de la enfermedad padecida, que ha originado el fallecimiento, se le asimila como causa directa del fallecimiento.”

FALLO.- ESTIMANDO el recurso de apelación interpuesto por D. XXX esposo e hijos, respectivamente de la fallecida LA PASAJERA, y REVOCANDO la sentencia apelada dictada por el Juzgado de 1ª Instancia número 5 de esta ciudad, el catorce de marzo de 2007, CONDENAMOS a la EMPRESA a que abone a los demandantes, en concepto de indemnización por el fallecimiento de LA PASAJERA, la cantidad de TREINTA Y SEIS MIL EUROS, ……”

Estaremos encantados de poder atenderos en info@aboga2.eu o en el 91 570 42 34 (trabajamos en toda España)